Maneras de contactar

Para contactar con nosotros upoaguilar@gmail.com
Puedes agregarnos en la red social de facebook: https://www.facebook.com/upoa.aguilardelafrontera




XXXII MARCHA A ROTA

XXXII MARCHA A ROTA
XXXII MARCHA A ROTA

UPOAguilarTV, nuestro canal de videotelevisión por internet.

7 de marzo de 2015

PROPUESTA PROGRAMA ELECTORAL ELECCIONES AUTONÓMICAS ANDALUZAS 22 MARZO 2015.

La actual crisis que afecta hoy a Andalucía es expresión de la crisis estructural del sistema capitalista, producto de su desarrollo histórico, que le lleva hoy a la quiebra total de su funcionamiento interno. Podemos decir que la totalidad del sistema está en crisis; se trata de todo un proceso de decadencia de la civilización capitalista basado en un modo de producción anárquico, en el cual se sobreexplota a millones de seres humanos. Esta forma de producción llega al colapso generando crisis generales; El capitalismo, en su fase monopolista e imperialista, agudiza las contradicciones entre la mayoría trabajadora, que todo lo produce, y una minoría capitalista parasitaria que vive del pueblo trabajador.

Como intento de salida de esta crisis capitalista, la burguesía responde con un ataque generalizado contra la clase obrera, con el objetivo de la reducción constante del precio de la fuerza de trabajo. Por ello, con la caída del campo socialista, las sucesivas reformas laborales de los distintos gobiernos socialdemócratas y liberales (PSOE y PP) tienen por finalidad liquidar derechos históricos de la clase obrera, y someterla a un grado mayor de explotación. La crisis ha servido para poner de manifiesto los límites históricos del sistema capitalista. El pueblo trabajador andaluz sufre estas políticas de forma más acentuada debido a la posición subsidiaria que el sistema capitalista asigna a Andalucía.

Los niveles de paro en la actualidad en la zona euro son del 11,40%, siendo la media en el Estado Español del 23,70% y en Andalucía ronda la escalofriante cifra del 34,23% de media alcanzando en el medio rural hasta más del 40%. Andalucía tiene los porcentajes más altos de paro de toda la UE, y sigue siendo la juventud andaluza de menos de 25 años la que más sufre esta crisis llegando al 58,97% de paro y entre los 16 y 19 años al 68,66%,lo que traducido a personas nos da más de 1.400.000 trabajadores y trabajadoras en paro. A todo ello hay que añadir que un 40,7% no percibe prestación por desempleo.


Los recortes, la precariedad laboral y el aumento de la presión de las empresas a sus trabajadores con la finalidad de conseguir exprimirlos al máximo, está produciendo cada vez una mayor siniestralidad laboral. Así, en 2014, en Andalucía se han producido un total de 83.180 accidentes de trabajo, con 46 accidentes muy graves y 1.017 graves y un resultado de 94 víctimas mortales en  accidentes laborales, 22 víctimas más que el año 2013. Lo que manifiesta que cada día empeoran las condiciones laborales...

A pesar de estos datos, para el año 2015, se produce un recorte de más del 85% en la formación de delegados y delegadas de prevención y en asesoramiento a empresas. Estos mismos recortes mantienen bajo mínimo la plantilla de Inspectores de Trabajo, lo que permite a las empresas saltarse la aplicación de la legislación laboral. ¡¡¡El Capital  manda!!!

Por otra parte las familias trabajadoras han visto disminuir de forma alarmante su poder adquisitivo, mientras que la burguesía aprovecha la crisis para aumentar su riqueza. Los distintos gobiernos liberales a nivel nacional (con el Partido Popular) y a nivel andaluz con gobierno socialdemócrata (Izquierda Unida y PSOE) han demostrado en la práctica ser un ejecutor más de los intereses de la patronal e ir en contra de los intereses populares, llevando al pueblo trabajador a una extrema precariedad a la que se enfrenta día a día: el 70% de los y las andaluzas cobran salarios inferiores a 800 euros al mes, uno de cada cuatro asalariados andaluces cobra menos de 5 euros al día, es decir, con menos de 150 euros al mes, el 40% de los andaluces viven en riesgo de pobreza y de exclusión social,  300.000 niños y niñas sufren desnutrición infantil;además  en Andalucía se registró el 19% de los desahucios a nivel nacional.

El gobierno andaluz no tiene pudor en aplicar recortes sobre necesidades tan básicas como la sanidad y la educación, siendo Andalucía una de las comunidades autónomas con menos inversión en sanidad pública,  registrando desde el año 2010 hasta el 2014 un recorte de más del 16%.

La Junta de Andalucía ha seguido defendiendo los intereses de la explotación capitalista. ¡Rebélate! dio paso a “por imperativo legal”, y de esta forma el gobierno andaluz ha seguido manteniendo las mismas preferencias que en anteriores ocasiones, mantener el statu quo capitalista, dando la espalda a los problemas de la Clase Obrera y sectores populares andaluces. 

De igual forma, la entrada de IU en el gobierno andaluz no ha servido ni para dar luz sobre los escándalos de corrupción y malversación de fondos públicos,  como  tampoco ha tenido incidencia en la estructura clientelar de las “empresas públicas”, en las que con dinero público se contratan a trabajadores y trabajadoras sin ningún control, eludiendo la aplicación de las normas que rigen en la administración pública.

PARO y PRECARIEDAD constituyen una de las mayores lacras sociales para Andalucía en estos momentos, afectando fundamentalmente a los jóvenes, a los que se les niega el futuro, y por ello hay que seguir luchando sin cesar por el pleno empleo, estable y de calidad.

Otra consecuencia directa de la crisis capitalista es la llamada  feminización de la pobreza.

En Andalucía, en términos económicos, esta feminización de la pobreza se hace visible en las tasa de paro, donde la tasa femenina es de un 37,31%, frente al 31,07% de la tasa masculina, llegando al 59,29% para mujeres menores de 25 años y a un 79,11% para las menores de 20 años. Para igualar el sueldo de una mujer al  de un hombre, ésta tendría que trabajar 84 días más al año. El 51% de las mujeres ganan poco más de 1.5 veces el salario mínimo interprofesional lo que se traduce en 900 euros al mes para la mayoría de ellas.

La precariedad femenina se basa en dos aspectos fundamentales que son las condiciones de trabajo y el salario: los salarios de las mujeres llegan a estar hasta 42 puntos por debajo de los de sus compañeros varones, además el mercado laboral hace recaer sobre la mujer la mayoría de contratos a tiempo parcial. Todo ello hace que difícilmente la mujer pueda obtener los recursos económicos suficientes que le garanticen su independencia económica.

Miles de andaluces están en riesgo de pobreza y exclusión social, al ser muchos los hogares con todos sus miembros en paro y cuyos únicos ingresos son los esporádicos subsidios de 400 euros que el gobierno concede por tiempo reducido. Como consecuencia de ello aumenta la desnutrición infantil, que supera la cifra de 300.000 niños y niñas en Andalucía. En los últimos años ha aumentado de forma alarmante el número de niños que acuden al colegio sin haber tenido la oportunidad siquiera de desayunar, algo que ya queda como un auténtico lujo para muchas familias andaluzas.

La Junta de Andalucía se ha plegado sumisamente a los intereses del capital monopolista y de la oligarquía andaluza., en esta legislatura y en las anteriores. El llamado Gobierno de Progreso de la Junta de Andalucía (PSOE-IU) ha actuado como gestor de los intereses del capital, ha llevado a cabo políticas de recortes en los servicios públicos, todas las acciones se encaminan a la privatización, en beneficio de la oligarquía.

La integración de España en las estructuras internacionales capitalistas, como Unión Europea, EURO, OTAN, BCE, BM y FMI, acrecienta las dificultades de nuestro pueblo en esta crisis. El proceso de concentración monopolista canalizado e impulsado tanto por los gobiernos  centrales como por el autonómico andaluz, unos y otro fieles lacayos administradores de la oligarquía, ha supuesto el desmantelamiento del tejido industrial de Andalucía, la militarización y la degradación del medio ambiente.

Nuestra tierra no ha dejado de sufrir la explotación de la naturaleza a todos los niveles: desde el urbanismo especulativo y salvaje responsable,  junto a otros factores, de la destrucción de las costas andaluzas y de la acelerada degradación forestal, hasta  la imparable agresión al medioambiente con vertidos de tóxicos, soportando incluso un cementerio de residuos nucleares en Hornachuelos (Córdoba), la balsa de fosfoyesos en Huelva capital, el vertedero de Nerva…

La situación de Andalucía como parte de la cadena imperialista se expresa también en la existencia en nuestro territorio de las bases militares propiedad del imperialismo yanqui de Rota (Cádiz) y Morón de la Frontera (Sevilla); así como otras pertenecientes al imperialismo de la Unión Europea como Viator (Almería) o Gibraltar (perteneciente al Reino Unido). De ellas salen los asesinos a masacrar a los pueblos del Mediterráneo. Esta situación se agrava con la integración de la base de Rota en el “escudo antimisiles” norteamericano.

La OTAN es hoy la mayor organización terrorista mundial, y utiliza  nuestro territorio como base para sus acciones criminales en defensa de los intereses del imperialismo USA-UE. Últimamente se ha fortalecido el carácter agresivo de colonización militar por el imperialismo yanqui y la O.T.A.N. incorporando en Andalucía otros tres mil soldados permanentes. Esto convierte las bases en una amenaza continua para la agresión inmediata sobre el continente africano y Oriente Medio, asegurándose así una relevante posición geopolítica sobre un área con riquezas y materias primas codiciadas por las multinacionales.

Esta política adquiere caracteres aún más alarmantes en Andalucía, dado que por nuestra situación geográfica y, agravado por la presencia de las bases YANQUIS- OTAN, somos objetivo principal en un supuesto conflicto internacional.

La parte más importante de nuestra riqueza está en manos de multinacionales, impidiendo que los andaluces y andaluzas podamos decidir sobre nuestro futuro.
Sólo el avance hacia una sociedad dirigida por la clase obrera -sin clases- permitirá al pueblo andaluz el control sobre las riquezas de su tierra, y donde la propiedad socialista será la garantía del bienestar para las grandes mayorías.

La disyuntiva se presenta clara: o somos capaces de construir las herramientas necesarias  para la superación de este colapso, de manera planificada, igualitaria en todas sus vertientes (social, nacional, de género y ecológica) o nos veremos sumergidos en la más absoluta miseria para la mayor parte del pueblo trabajador andaluz.

Lo que requiere la  ruptura con la economía capitalista, con la ideología capitalista y con los mecanismos políticos, nacionales e internacionales de opresión capitalista.

La convocatoria de las elecciones para el 22M ha desatado, una vez más, el bochornoso espectáculo de los partidos del sistema que, mendigando votos, ofrecen al pueblo andaluz un nutrido repertorio de acusaciones, insultos, promesas, juramentos y lo que haga falta. Sin embargo, a pesar de las distintas letras, todos interpretan la misma melodía, la de un sistema que favorece, cuando no genera, las situaciones que unos a otros se reprochan.

En el contexto actual, no existen terceras vías, ni alternativas dentro de la economía capitalista que satisfagan las aspiraciones de la clase obrera y capas populares. El adelanto electoral es una maniobra significativa de las dificultades por las que pasa el régimen electoral democrático-burgués y la tendencia al descenso de la legitimidad burguesa para mantener la actual gobernabilidad dado el creciente descontento social y el ascenso de la conflictividad de masas.

No debemos olvidar que el PSOE es el partido que promovió y aseguró, junto con su socio P.P., reconvertir la deuda de la banca en deuda estatal. Por otro lado, está muy próxima la imposición/implantación del tratado de "libre comercio" U.E./U.S.A. (TTIP), de consecuencias todavía más agresivas para las masas trabajadoras. La oligarquía a través de sus secuaces más directos y responsables, intenta, con todo tipo de maniobras, evitar la posibilidad de "inestabilidades" superiores a las actuales y adelantarse a posibles turbulencias de las masas trabajadoras reclamando otras opciones en sus condiciones de vida. Es un síntoma más de lo que el PCPE está llamando "crisis en la cúspide”.

La socialdemocracia, ya ha demostrado durante muchos años de gobierno a qué intereses sirve, la división se traza hoy entre los que quieren más UE, más OTAN, más €uro (PP, PSOE, IU, PA, PODEMOS…) y el PCPE, donde decimos que SÍ hay futuro fuera de los organismos imperialistas y de la moneda única, que han llevado al pueblo a la situación extrema de degradación de los derechos sociales y políticos. Desde el PCPE decimos: “No hay futuro posible en capitalismo, por la salida de la Unión Europea, Euro y la OTAN ¡Todo para la Clase Obrera!”

La oligarquía española está esperando a estos comicios para después aplicar nuevos planes de ajuste, es decir, recortes sociales que degradarán más aún si cabe la calidad de vida de los obreros y capas populares. En Andalucía, el pueblo trabajador tiene que decidirse a cambiar el carácter de clase del gobierno, pues de lo contrario después de las elecciones habrá otro gobierno que obedecerá a los mismos amos y no hará nada distinto; ya sea del PP, PSOE, IU o PODEMOS.

Así pues las opciones para la clase obrera y los sectores populares en estos comicios están más claras que nunca: Podemos optar por continuar con el capitalismo, con todas sus vertientes (PP, PSOE, IU, PA, PODEMOS…) y continuar perdiendo derechos sociales y políticos, aguantando desahucios, paro (que aún no ha cesado de aumentar), privatización de los sectores públicos (Sanidad, Educación...) degradando la calidad de vida de las trabajadoras y trabajadores, del estudiantado y del Pueblo Trabajador Andaluz en general, o podemos romper con todo, y optar por la única vía posible para la mejora de nuestras vidas, EL SOCIALISMO-COMUNISMO, y para ello es imprescindible el apoyo a la única fuerza política que trabaja por este fin: EL PARTIDO COMUNISTA DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA (PCPA-PCPE).

Por ello, el PCPE llama a la clase obrera y a los sectores populares a votar por la opción que representamos, y además a organizarse y aunar esfuerzos para avanzar hacia la construcción del Socialismo-Comunismo participando en el FRENTE OBRERO Y POPULAR POR EL SOCIALISMO.

Ante todo este panorama, para los comunistas y las comunistas del PCPE, sólo hay una salida: ORGANIZAR LA LUCHA DE.LA CLASE OBRERA Y CAPAS POPULARES.

Es necesario que las trabajadoras y los trabajadores entiendan que sólo la unidad en la lucha, puede cambiar el actual orden de cosas, la realidad desoladora del capitalismo y su crisis. La oligarquía y los terratenientes no se dejarán expropiar sin resistirse. Nunca, históricamente, ningún derecho del pueblo fue conseguido por el pacto social y la mera negociación, como pretenden hacernos creer desde los gobiernos de la patronal y la Banca, con todos sus medios de información. Y a ello también colaboran algunas direcciones sindicales burocráticas que pactan y negocian las pérdidas sociales del pueblo a sus espaldas; es decir, nos traicionan.

Solamente la lucha organizada de la clase obrera y capas populares ha sido capaz de conquistar derechos para sí y arrebatárselos a terratenientes y capitalistas. La jornada laboral de 8 horas, la educación y la sanidad públicas y universales, el derecho a vivienda, a la huelga, a una vida digna…., todos ellos han sido arrancados mediante la confrontación con la patronal y sus gobiernos, y todos estos derechos nos los están arrebatando de un plumazo y sin apenas resistencia por parte del pueblo trabajador.

Así pues nos encontramos con dos tareas urgentes para el avance social del pueblo trabajador andaluz, que son la UNIDAD DE CLASE y LA LUCHA.

UNIDAD y LUCHA, son las dos consignas con las que los comunistas y las comunistas del PCPE nos enfrentamos en la lucha económica y política. Trabajamos para la creación de los Comités para la Unidad Obrera –CUO-, estructuras obreras asamblearias de base a nivel de empresa y de sector productivo, sin importar la afiliación sindical de cada quien que participe; cuya misión es romper con el fraccionamiento sindical, y que unifique a las trabajadoras y trabajadores en cada centro de trabajo, y en cada territorio, en torno a la defensa de sus derechos e intereses como clase obrera, y que tengan como objetivo en este momento levantar una movilización sostenida con el horizonte de la Huelga General, y la lucha por el socialismo-comunismo.

Nuestra política de alianzas es el FRENTE OBRERO y POPULAR POR EL SOCIALISMO. La clase obrera debe jugar el papel dirigente en esa alianza de clases y capas populares, que nuestro partido propone articular en un frente obrero  y popular por el socialismo, de carácter antiimperialista, antimonopolista y republicano, enfrentado al bloque oligárquico-burgués. No se trata de una organización política, ni mucho menos una opción electoral, sino de la alianza de las distintas expresiones organizativas de los sectores sociales implicados en la lucha antiimperialista y antimonopolista, algunas de ellas ya existentes y, otras, que serán generadas en la medida en que se incremente la lucha.

Un Frente concebido como “alianza revolucionaria de todos los explotados y todas las explotadas”. En esa línea estratégica el PCPA-PCPE trabajará por concretar esa política de alianzas con organizaciones sindicales, políticas, de autónomos y pequeños productores, de mujeres, juveniles, culturales, etc., en función de la composición de clase de las mismas, y no como un conglomerado de siglas ajeno a las condiciones concretas del desarrollo de la lucha de clases en nuestro país.

El fortalecimiento del Partido Comunista es una necesidad vital para poder llevar a cabo la lucha de la clase obrera por su libertad. Para la creación de los CUO y para la formación del Frente Obrero y Popular, necesitamos un Partido Comunista con una fortaleza suficiente para abanderar las luchas sociales en Andalucía.

Trabajador, trabajadora, estudiante, no sólo pedimos tu confianza en las urnas este 22 de Marzo, vamos más allá y pedimos tu compromiso, tu  participación, tu organización con el partido de la revolución y de la construcción del socialismo-comunismo, con el PARTIDO COMUNISTA DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA (PCPA-PCPE).

Para los y las comunistas del PCPE, la aspiración de una Andalucía realmente libre y soberana sigue viva. Luchamos por una Andalucía Socialista-Comunista, de hombres y mujeres libres e iguales, verdaderamente democrática, partiendo de una República Socialista de carácter Confederal como unión voluntaria de Pueblos Libres y soberanos, dueña de su futuro, sin bases militares imperialistas, donde la riqueza esté a disposición del pueblo trabajador y sus necesidades y no para enriquecer a unos pocos, sin especuladores ni corruptos, sin precariedad y sin bolsas de miseria.

Una Andalucía de acogida, solidaria y abierta a los trabajadores y trabajadoras inmigrantes, donde los trabajadores y capas populares puedan desarrollar su cultura sin complejos, en un medio ambiente protegido y valorado como se merece.

El proyecto de emancipación del Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) para Andalucía, se vertebra sobre cuatro ejes de lucha:

Socialización de los medios de producción.
Economía planificada, respetuosa con la naturaleza.
Igualdad real entre hombres y mujeres libres.
Internacionalismo Proletario.

SOCIALIZACIÓN DE LOS MEDIOS DE PRODUCCIÓN.

La clase obrera y el pueblo trabajador andaluz solamente encontrarán su liberación social con la revolución socialista, con la sustitución del actual orden socioeconómico capitalista, eliminando las relaciones de clase antagónicas, en un proceso en el que los trabajadores y trabajadoras controlen los medios de producción y sean los dueños de la producción y de sus destinos, transformando la antigua propiedad privada sobre los medios de producción en propiedad social, estableciendo nuevas relaciones de colaboración y ayuda mutua entra las clases trabajadoras y erradicando de una vez por todas la explotación del ser humano por el ser humano; y es para tal fin que el PCPE hace un llamamiento a la  lucha y a la organización de las trabajadoras y trabajadores, a los estudiantes y a los sectores populares de Andalucía.

La socialización de la banca es la primera medida a tomar en el nuevo modelo de propiedad social. La reforma agraria y la soberanía  alimentaria son bandera del proyecto del PCPE en Andalucía. Para superar el brutal acoso y saqueo de nuestras tierras, donde vemos como el paro rural alcanza niveles insostenibles mientras la propiedad de la tierra andaluza está concentrada en muy pocas manos y en muchas ocasiones sin producir.

A la socialización de la banca, seguirán la reforma agraria, la socialización de los sectores estratégicos y de los servicios públicos son medidas urgentes a tomar en el nuevo modelo de propiedad social del proyecto del PCPE en Andalucía. Esto garantizará que ninguna persona en nuestra tierra se vea privada de aquellos elementos básicos para una vida digna, tales como agua, luz, sanidad, educación, etc....

Un papel primordial tiene la construcción de los Comités por la Unidad obrera (CUO), en todos los centros de trabajo y sectores, entendiéndolos como el establecimiento del embrión de las nuevas relaciones socialistas y del control de los trabajadores y trabajadoras sobre la producción, como instrumento de poder obrero y popular.

En definitiva se trata de contraponerse al poder burgués, de la patronal y de la banca, de capitalistas y terratenientes.

Tratamos de construir una nueva sociedad, de hombres y mujeres libres e iguales sin explotación del género humano, y para ello necesitamos nuevos elementos de control y de gestión colectiva, en el que los medios de producción y los recursos estratégicos, son gestionados por la clase obrera y capas populares.

Por tanto en este contexto es determinante la creación de Asambleas Populares de Barrio y Distrito en las Ciudades y grandes localidades así como a nivel municipal en las pequeñas localidades, y los Consejos Populares Comarcales. Generando una estructura asamblearia, participativa y verdaderamente democrática, entregándole el Poder a la clase obrera.


ECONOMÍA PLANIFICADA, RESPETUOSA CON LA NATURALEZA.

El capitalismo es una formación socioeconómica histórica incompatible con el respeto a la naturaleza, sus permanentes y constantes incrementos de la producción le llevan a la destrucción progresiva de los recursos naturales y de las condiciones de vida en el planeta. Nosotras y nosotros entendemos que no heredamos la tierra de nuestros antepasados, sino que la tomamos prestada de nuestros hijos.

Por tanto, sólo será a través de un proyecto perteneciente a la clase obrera como se conseguirá el respeto al medio ambiente: planificando la economía social en función de las necesidades objetivas del pueblo, iniciando una verdadera revolución cultural que extirpe de nuestras conciencias los hábitos consumistas y que prevalezca lo social en cuanto a medios de transporte y demás, reduciendo la contaminación a la mínima expresión.

Queremos una Andalucía libre de especulación urbanística depredadora, una Andalucía limpia, sostenible y respetuosa, en la que hombres y mujeres libres disfruten de nuestro patrimonio natural.

IGUALDAD REAL ENTRE HOMBRES Y MUJERES LIBRES.

El patriarcado se define como una estructura transversal que divide la sociedad en función del sexo de las personas. Una diferencia biológica que no debiera significar más que una determinada capacidad reproductiva, sustenta la construcción cultural y social de dos géneros que deben cumplir roles diferentes y desarrollar obligaciones y tareas impuestas de forma artificial y jerárquica”.

La alianza entre patriarcado y capital es natural ya que comparten la opresión como base ideológica. La destrucción del modo de producción capitalista no supone mecánicamente la supresión del patriarcado, es necesario desarrollar, al mismo tiempo, un proceso que tenga como finalidad la destrucción de todo un aparato ideológico que establece la supremacía masculina frente a la inferioridad femenina como algo natural.

El PCPE defiende unas condiciones de igualdad que permitan a la mujer su desarrollo en plenitud sin diferencias de género. Para ello hay que garantizar la igualdad económica, en el acceso a los puestos de trabajo y en toda la actividad social. Hay que acabar con la utilización de la mujer como sujeto subordinado al hombre, y determinada por su maternidad.

INTERNACIONALISMO PROLETARIO

El primer objetivo del internacionalismo en Andalucía pasa por la retirada de potencias extranjeras de nuestro suelo. No queremos que las potencias imperialistas de la OTAN utilicen nuestro territorio como base desde el que agredir y asesinar a otros pueblos.

En la estrategia general por la salida y disolución de la OTAN, exigimos un estatuto de neutralidad para Andalucía. Y que nuestros puertos y aeropuertos no puedan ser utilizados por los ejércitos del imperialismo USA/UE, ni como base ni como lugar de tránsito.

El pueblo andaluz quiere construir relaciones de amistad con todos los pueblos ribereños de los mares que nos limitan, el Atlántico y el Mediterráneo.

DECLARACIÓN DE ANDALUCÍA COMO TERRITORIO DE PAZ: Inmediata salida de las bases imperialistas americanas de Rota y Morón de la Frontera. Así como de la base militar de Gibraltar.

Salida de la OTAN. Promoción de la cultura de la Paz entre los pueblos.

SOBERANÍA POPULAR: El PCPE se pronuncia por el derecho de autodeterminación de los pueblos que conforman el Estado Español.

La lucha por los derechos nacionales de Andalucía forma parte del proceso de construcción de la unidad de la clase obrera andaluza en la lucha por el socialismo.
Nuestro proyecto nada tiene que ver con los intereses nacionalistas de los poderes del estado burgués.

El PCPE defiende que el marco de la revolución socialista es el Estado Español. Por ello no sigue ninguna estrategia de división de la clase obrera por su lugar de nacimiento, sino que lucha por construir una fuerte unidad de la clase obrera en todo el Estado, como mejor garantía del desarrollo de su capacidad de lucha por la revolución socialista.

Esta propuesta de soberanía popular pasa por la derogación del actual Estatuto de Autonomía, y por la creación de organismos de poder obrero y popular que tengan capacidad de decisión sobre la conformación de nuestro modelo económico y sobre la organización de la sociedad. Estructuras de poder obrero y popular que faciliten el ejercicio del poder por la clase obrera en la nueva sociedad socialista-comunista, en el marco de una República Socialista de carácter Confederal.

ORGANIZACIÓN DEL PODER OBRERO Y POPULAR: Socialización de la banca, y los grandes medios de producción, planificación de la economía al servicio de los intereses generales. Desarrollo de las medidas necesarias, como la creación de consejos comarcales, de centros de trabajo, para desarrollar los instrumentos del poder obrero y popular

REFORMA AGRARIA INTEGRAL: Socialización de los latifundios entregando estos, a través de cooperativas de trabajadores, a quienes trabajan la tierra. Gestión planificada de los pequeños productores

Mientras tanto propugnamos como medias urgente para el campo andaluz, la eliminación de las peonadas como requisito para cobrar el subsidio agrario y la renta agraria. Garantizando 12 meses de duración del cobro del subsidio agrario y renta la agraria, siendo en ambos casos la cuantía a cobrar igual al Salario Mínimo Interprofesional. Creación de un PER especial de 4 meses, para todos los trabajadores y trabajadoras del campo andaluz. Establecer un nuevo criterio para los trabajadores del PROFEA, que permita la rotación de todos los trabajadores y trabajadoras del campo.

Socialización de los medios de comercialización. Socialización y gestión estatal de todas las fuentes de energía. Socialización de los recursos hídricos y gestión planificada y científica de las formas y métodos de cultivo. Planificación de los cultivos en función de las necesidades alimentarias del pueblo garantizando la Soberanía alimentaria.

POR LA IGUALDAD REAL ENTRE HOMBRES Y MUJERES LIBRES: Plan estratégico de igualdad de géneros y erradicación de la violencia patriarcal, con el objeto de la destrucción de las bases materiales e ideológicas del patriarcado.

PLENO EMPLEO Y DE CALIDAD: Reducción de la jornada laboral a 35 horas semanales, sin pérdida de salario. Jubilación a los 60 años. Establecimiento del Salario mínimo en 1200€.

Igualdad real en el trabajo para hombres y mujeres, independientemente de su origen y siempre, por ley, con el criterio de a igual trabajo igual salario, y para la mujer en concreto, con la creación de guarderías, comedores populares, centros de día… que faciliten a la familia trabajadora compatibilizar vida familiar y vida laboral. Establecimiento del subsidio de paro indefinido.

INTEGRACIÓN SOCIAL Y LABORAL DE LOS DISCAPACITADOS FÍSICOS Y PSIQUICOS: Elaboración de un plan que permita a los discapacitados su integración social, facilitando los medios necesarios para que reciban una atención acorde a su dependencia. Así mismo, como medio de integración se facilitará su acceso laboral acorde a las características propias de su discapacidad, realizándose como un miembro más de la sociedad. Creación de una Ley de Dependencia que garantice la atención necesaria para que toda persona pueda llevar una vida verdaderamente digna, aliviando a los familiares de la pesada carga que recae sobre ellos.

DERECHO REAL A UNA VIVIENDA DIGNA: Paralización de los desahucios, entrega de viviendas a las familias desahuciadas. Moratoria a las hipotecas cuando se esté en situación de paro o precariedad. Expropiación de las viviendas actualmente en manos de los bancos, fruto de desahucios hipotecarios. Con éstas se creará una bolsa de viviendas públicas en régimen de alquiler, con precios populares, para jóvenes, estudiantes, pensionistas, trabajadores y trabajadoras.

POR LA CONSERVACIÓN DE NUESTRA NATURALEZA: Desarrollo de distintos planes de conservación y mejora de la naturaleza de Andalucía. Modelo de crecimiento sostenible, al servicio del pueblo y en completa armonía con la naturaleza: Socialización de todas las zonas ecológicas consideradas de interés, propiedad del Estado de ríos y todo el litoral. Prohibición en todo el territorio y costas de Andalucía de de la extracción de hidrocarburos por la técnica de fracking (fractura  hidráulica)

ELABORACIÓN DE UNA LEY CONTRA EL ABANDONO Y EL MALTRATO ANIMAL: Esta ley penalizará de forma enérgica el abandono y el maltrato de animales en Andalucía. Prohibirá todo tipo de espectáculos y actividades que produzca sufrimiento a los animales. Establecerá ayudas para protectoras y refugios de animales que no tengan ánimo de lucro. Realización de campañas de esterilización de mascotas, que prevengan la superpoblación y el abandono.

TODOS LOS SERVICIOS SOCIALES PÚBLICOS: Potenciar y mejorar todos los servicios públicos para garantizar la calidad y la accesibilidad a todo el pueblo. Socialización de los centros educativos y hospitalarios privados, para ponerlos al servicio del pueblo, así como de los recursos estratégicos y las viviendas vacías. Sanidad pública, gratuita y de calidad en toda su intervención.

POR UNA EDUCACIÓN PÚBLICA, LAICA, CIENTÍFICA, IGUALITARIA Y DE CALIDAD: Prohibición de ejercer la enseñanza por parte de ninguna confesión religiosa, los centros actuales pasarán a manos del Consejo Socialista Andaluz, para su gestión y aprovechamiento. Aumento de la inversión en educación e investigación. Eliminación de conciertos educativos con centros privados, destinando los actuales fondos utilizados para los conciertos para el desarrollo de los centros de educación pública. Creación de en todos los centros educativos de comedores públicos, que garanticen una correcta alimentación de nuestra infancia y juventud.

ANULACIÓN DE SUBVENCIONES Y EXENCIONES A LA IGLESIA CATÓLICA Y DEMÁS RELIGIONES: Declaración de la religión como culto privado, por tanto el mantenimiento de sus estructuras correrá a cargo exclusivo de sus practicantes. Apertura de oficinas para aquellas personas que deseen renunciar a la creencia religiosa y ser borradas de los archivos de sus iglesias.

Supresión del concordato con el Vaticano. Ley de protección de elementos y espacios artísticos, que proteja el patrimonio artístico religioso de los expolios de la Iglesia Católica, poniéndolos bajo el control de la administración andaluza y al servicio del pueblo andaluz.

DEROGACIÓN DE LA LEGISLACIÓN ESPECIAL REPRESIVA CONTRA LOS DERECHOS DEL PUEBLO: Ley de partidos, ley antiterrorista, ley mordaza, ley de extranjería, régimen F. I. E. S. (Ficheros de Internos de Especial Seguimiento) y todas aquellas leyes que repriman los derechos básicos y se opongan a la construcción del Socialismo-comunismo en Andalucía.

SALIDA DE LAS INSTITUCIONES INTERNACIONALES IMPERIALISTAS: Inmediata salida de la UE, EURO y de la OTAN, aglutinando a las fuerzas progresistas y antiimperialistas en torno a ello.

UNA SOLA CLASE OBRERA: Cierre inmediato de todos los CIE’s (Centros de Internamiento para Inmigrantes), los cuales funcionan como verdaderos campos de concentración. Mismos derechos para todos los trabajadores, independientemente de su origen nacional o extranjero.


FRENTE AL PARO Y LA PRECARIEDAD,
ORGANIZATE Y LUCHA

COMUNISTAS, LA VOZ DE LA CLASE OBRERA ANDALUZA

VOTA PCPE