Maneras de contactar

Para contactar con nosotros upoaguilar@gmail.com
Puedes agregarnos en la red social de facebook: https://www.facebook.com/upoa.aguilardelafrontera




SOLIDARIDAD CON MARIO, JUNTOS LO CONSEGUIREMOS

SOLIDARIDAD CON MARIO, JUNTOS LO CONSEGUIREMOS
SOLIDARIDAD CON MARIO, JUNTOS LO CONSEGUIREMOS

UPOAguilarTV, nuestro canal de videotelevisión por internet.

23 de febrero de 2015

SYRIZA: LLAMANDO A LA CARNE PESCADO

Hasta nuestros días recordamos la imagen de los monjes en la Edad Media que llamaban a la carne pescado para superar las dificultades de los largos períodos de ayuno. Esta imagen representa lo que se desarrolla en los últimos días en Grecia por el gobierno de SYRIZA-ANEL. A continuación les damos algunos datos:
SYRIZA, como partido de la oposición, había prometido “romper” los memorandos que habían firmado los gobiernos anteriores con los acreedores extranjeros (la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional), y que contenían las medidas antipopulares y antiobreras. SYRIZA, como partido gobernante, reveló que está de acuerdo con el 70% de las “reformas” previstas en los memorandos y en desacuerdo con el 30% que lo describe como “tóxico”. Además, menciona que no tomará medidas unilaterales sino que busca un nuevo acuerdo con los acreedores que esta vez no va a ser llamado “memorándum” sino “programa” o “acuerdo” o “puente”.
SYRIZA, como partido de la oposición, declaraba la guerra contra la “Troika” de los acreedores extranjeros y decía que le iba a poner un fin. SYRIZA, como partido gobernante, dice que está en contacto y responde a las “instituciones”. ¿Cuáles? La Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional. De hecho, en las conversaciones que se desarrollan en Bruselas, por parte de las “instituciones”, participaron exactamente las mismas personas que constituían la “Troika”.

SYRIZA, como partido de la oposición, criticaba el gobierno de ND-PASOK que apoyó y participó en las sanciones de la Unión Europea contra Rusia y le acusó de ser servil a causa de esta posición. SYRIZA, como partido gobernante, apoyó las mismas sanciones de la Unión Europea y además su escalada, caracterizando la postura de su gobierno como un “éxito significativo”.
SYRIZA, como partido de la oposición, estaba en contra de las privatizaciones. Ahora, como gobierno, según la declaración del Ministro de Finanzas, Y.Varoufakis, dice que: “Queremos pasar de la lógica de las ventas a precios reducidos a la lógica de su desarrollo, en cooperación con el sector privado e inversionistas extranjeros”. Así que, por un lado, adopta las privatizaciones para que se refuerce el sector privado, y, por otro lado, pretende presentar otras formas de privatizaciones como es la llamada asociación público-privada, o las concesiones a los grupos empresariales etc. como beneficiosas.
SYRIZA, como partido de la oposición, caracterizaba la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) como “el libro negro del neoliberalismo”. Ahora que SYRIZA está en el gobierno, desde los primeros días de su mandato, recibió en Atenas a Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, que tuvo una reunión con el primer ministro, Alexis Tsipras. La OCDE, según el gobierno de coalición de SYRIZA-ANEL, es el organismo que ayudará a la elaboración de una lista de medidas para salvaguardar el desarrollo (capitalista) en Grecia. Se trata de medidas que sustituirán la parte “tóxica” del memorándum, el famoso 30%.
SYRIZA, como partido de la oposición, había denunciado la decisión del gobierno anterior respecto pagos “de decenas de millones de euros a empresas que prestan servicios jurídicos y asesoramiento financiero”. El gobierno de SYRIZA-ANEL contrató como consultor en temas de deuda pública y de gestión fiscal a la empresa “Lazard”, evaluando la “experiencia” que ofreció a los gobiernos anteriores, del PASOK, bajo Giorgos Papandreu. Esto no era por casualidad. El nuevo Ministro de Finanzas, Y.Varoufakis (que anteriormente era asesor de G.Papandreu) recurrió a los servicios de los ex asesores de G.Papandreu, J.Galbraith y Elena Panariti, ex diputada del PASOK. El primero es un economista estadounidense, profesor de la Universidad de Texas, figura prominente del “Instituto Levy”, apologista conocido del capitalismo y partidario de una fórmula de gestión más expansionista. La última ha trabajado para el Banco Mundial. En otras palabras, se trata de personas que sirven el sistema y sus mecanismos.
Podríamos añadir más a la lista de las retracciones de SYRIZA y del gobierno de “izquierda”, como por ejemplo el hecho de que una serie de promesas preelectorales como el aumento del salario mínimo, se aplazan hasta el futuro lejano. Podríamos señalar además otros ejemplos más llamativos de los funcionarios y asesores del PASOK socialdemócrata que pasaron al servicio del nuevo gobierno de “izquierda”. Sin embargo, la cuestión importante en este momento es aclarar qué tipo de negociaciones está llevando a cabo el gobierno griego actual con la Unión Europea y los demás acreedores.
La negociación tiene un contenido concreto: No está relacionada con el supuesto “fin de la austeridad” en Grecia y Europa, como sostiene SYRIZA y los partidos que participan en el PIE. De hecho, Y.Varoufakis dijo claramente que en los próximos años los trabajadores también bajo el gobierno de SYRIZA “tendrán que llevar una vida frugal”. La negociación está relacionada con las necesidades de los grupos empresariales, que surgen de las consecuencias de la crisis capitalista profunda así como del curso de la recuperación capitalista incierta, en Grecia y en la zona euro en su conjunto.
Esta negociación se desarrolla en un campo antipopular. Esto queda demostrado por la identificación del gobierno de Grecia con países como es Francia, Italia y ante todo los EE.UU., con todas las consecuencias negativas. Estos países pueden ejercer presión sobre Alemania por sus propios intereses pero todos aplican la misma política dura ante los pueblos.
Así pues, a pesar de la ruidosa propaganda respecto el tema de la negociación con la Unión Europea y los acreedores, SYRIZA afirma al mismo tiempo que concuerda con ellos en varios puntos y que continuará los compromisos antipopulares del país con la Unión Europea y la OTAN.
Así que el pueblo griego y los demás pueblos no deben caerse en la trampa de dividirse en “merkelistas” y “obamistas” y luchar bajo banderas “ajenas”. Deben organizar su lucha y reclamar la recuperación de las pérdidas de sus ingresos y de sus derechos. Deben plantear objetivos de lucha para que se solucionen los problemas obreros y populares de acuerdo a sus necesidades contemporáneas. Deben luchar para el camino que va a llevar la esperanza: la socialización de los monopolios, el desencadenamiento de las uniones imperialistas de la UE y la OTAN, con el pueblo en el poder. Esto allanará el único camino actual y realista para la liberación verdadera del pueblo, la construcción de una nueva sociedad socialista.


KKE (Partido Comunista de Grecia)