Maneras de contactar

Para contactar con nosotros upoaguilar@gmail.com
Puedes agregarnos en la red social de facebook: https://www.facebook.com/upoa.aguilardelafrontera




XXXII MARCHA A ROTA

XXXII MARCHA A ROTA
XXXII MARCHA A ROTA

UPOAguilarTV, nuestro canal de videotelevisión por internet.

23 de febrero de 2015

¡NO SE PUEDE! FRACASO DE SYRIZA Y BAJADA DE PANTALONES CLAMOROSA ANTE LA UE Y LA TROIKA

Aunque Tsipras y Varoufakis hagan patéticos esfuerzos por presentarlo como una “victoria”, lo cierto es que Syriza ha fracasado en sus negociaciones con la UE y se ha visto obligada a ceder a las exigencias de Alemania, la voz de la Troika, aceptando un acuerdo que, a cambio de la prolongación de la financiación por otros cuatro meses, conlleva el que tenga que acatar los planes de “reformas” y “ajustes” previstos en el rescate.

Ha cambio de ceder en todo lo exigido por el Eurogrupo, Alexis Tsipras sólo ha ganado algo de tiempo. Cuatro meses. Esa es su “victoria”. Una auténtica derrota y "bajada de pantalones" clamorosa si tenemos en cuenta la diferencia entre lo prometido a los griegos durante su campaña electoral y lo obtenido en las negociaciones con la Unión Europea y la Troika. En su prepotencia, el ministro de las Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, lo sintetizó mediante un comentario sarcástico: “El gobierno griego ciertamente va a tener muchas dificultades en explicar a sus electores este acuerdo”.


“El viernes dimos un paso decisivo, dejando atrás la austeridad, los rescates y la troika. Hemos ganado la batalla, pero no la guerra. Por delante nos aguardan muchas dificultades. Hicimos fracasar el plan de las fuerzas conservadoras en Grecia y en el extranjero para asfixiar a nuestro país”, afirmó Tsipras en su alocución de ayer al pueblo griego, en un demagógico intento de venderles como positivo el acuerdo. Esta “victoria” contra “el plan de las fuerzas conservadoras” se concreta en que Grecia deberá proponer “reformas creíbles” para la UE y la Troika para poder tener acceso al crédito, durante otros cuatro meses, del rescate actual. Ese con el que quería acabar. Cuatro meses durante los que el Eurogrupo seguirá revisando y dando el visto bueno a las propuestas y medidas griegas. Lo que ahora se denomina eufemísticamente "las instituciones" y antes era la troika (BCE, FMI y Comisión Europea), conservarán el control sobre la economía griega.

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, anunció en la noche del viernes la realidad de un durísimo acuerdo que obliga a Grecia a dar marcha atrás con respecto a todas sus promesas electorales al respecto. El gobierno de Syriza acepta una prórroga de cuatro meses del rescate, se compromete a “concluir con éxito” el programa actual de reformas y presentar el próximo lunes un listado de las más inmediatas a cumplimentar. El pacto no contiene ninguna de las demandas griegas. Todo lo que quería Berlín está en el comunicado final, según ha subrayó el ministro de Finanzas germano Schäuble.

Mediante este acuerdo, Grecia acepta el rescate actual, que hasta ahora daba por muerto. Se compromete a “la finalización con éxito de la revisión en base a las condiciones del actual programa” y a cambio obtiene poca cosa: lo que los socios europeos estaban dispuestos a dar desde el principio. Atenas, eso sí, se garantiza financiación para cuatro meses más y podrá usar una partida de 1.900 millones procedente de los beneficios de las operaciones de los bancos centrales con la deuda griega, y, finalmente, el último tramo del rescate, que asciende a 1.800 millones. Esos fondos solo llegarán si Grecia “completa con éxito las revisiones”, que realizarán la Comisión, el FMI y el BCE, el trío anteriormente conocido como troika. El gobierno de Tsipras se ve obligado a acceder a todas las exigencias, incluida la supervisión de la troika, que cambiará sólo de nombre, y se compromete a no tomar ni una sola “acción unilateral” que pueda hacer descarrilar la posición fiscal y la estabilidad financiera, como pretendía Alemania.

El documento consensuado especifica que Grecia tiene hasta la tarde del lunes para remitir una primera lista con las reformas que piensa poner en marcha de forma inmediata, sobre la base del "actual acuerdo en vigor", el Programa que ahora es prorrogado. El Eurogrupo hará una primera evaluación de esa lista para ver "si es lo suficientemente comprehensiva para ser el punto de partida para finalizar la revisión" del programa". El presidente del Eurogrupo, Jerone Dijsselbloem, ha confirmado que la ayuda financiera implica que Atenas desarrollará "un programa de reformas más amplio". Grecia se compromete a hacer reformas, a no revertir ninguna medida ni a cambiar los objetivos fiscales sin consultar antes con “las instituciones”, la Troika, y acepta concluir, con todas sus condiciones incluidas, el actual Programa de rescate.

La hoja de ruta del acuerdo especifica también que, además de que el lunes 23 de febrero el gobierno de Grecia deberá presentar la lista con las reformas con las que deben alcanzarse las metas del actual programa de ayuda, al día siguiente “los acreedores”, o sea la Troika, la evaluarán. Sólo si éstos se muestran conformes se prolongará el programa de ayuda será prolongado hasta el 30 de junio. En países como Alemania también deberá ser aprobado por el Parlamento. Será en abril el gobierno griego deberá presentar el proyecto final de sus planes de reforma, que igualmente la troika deberá aprobar para que continúe el flujo de crédito financiero.

Uno de los párrafos del comunicado deja claro en que consite la “victoria” que vende Syriza y Alexis Tsipras a sus conciudadanos: "Grecia acepta su compromiso inequívoco para hacer frente a sus obligaciones financieras con todos sus acreedores y en los plazos fijados". Así como a "garantizar el superávit primario apropiado". Si queríais un ejemplo indiscutible de los que significa la frase "bajarse los pantalones”, aquí la tenéis.

Este acuerdo constituye una innegable derrota para Syriza, pero no sólo para ella, también para todo el neoreformismo, que ponía y tenía a Syriza como ejemplo. De ahí su silencio al respecto. Este acuerdo es una bofetada en toda regla del Sistema en la cara de todos aquellos que sostienen que bajo el capitalismo, y a través de sus estados y sus "democracias", las clases populares pueden lograr sus objetivos. Los del “¡si se puede!”.


La otra Andalucía