Maneras de contactar

Para contactar con nosotros upoaguilar@gmail.com
Puedes agregarnos en la red social de facebook: https://www.facebook.com/upoa.aguilardelafrontera




parque agroalimentario

parque agroalimentario
PARQUE AGROALIMENTARIO

UPOAguilarTV, nuestro canal de videotelevisión por internet.

13 de febrero de 2016

NINA SIMONE, EL GRITO DE LA MUJER NEGRA.-

“Jazz es una palabra blanca para una música negra”. Nina Simone era mujer, de familia trabajadora y negra, lo que en la sociedad estadounidense de los años 1960 era sinónimo de explotación. Sin embargo, estamos hablando de una de estas luchadoras que no se conforman y que tanto nos gustan en la sección de música y revolución de Tinta Roja. Nina Simone llevó a su máximo esplendor la música negra, el jazz, el blues, pero también se atrevió con la chanson française o el folk, versionó a Jacques Brel, Leonard Cohen, Bob Dylan o The Beatles. Y, sobre todo, puso su escalofriante voz y su desgarrador grito al servicio de la lucha social de los afroamericanos, de las mujeres y del antiimperialismo.

Hablar de Nina Simone es hablar
de la mayor impulsora del soul femenino.  Eunice Waymon nació el
21 de febrero de 1933 en Tryon, Carolina del Norte, una población
segregacionista, en una familia compuesta por un obrero manual,  una
sirvienta doméstica y sus ocho hijos. Creció en un ambiente multicultural, en
el que la música siempre estuvo presente, pero también las dificultades
bailaba y tocaba la harmónica), el padre de Nina trabajó en una tintorería y
económicas. Por ejemplo, para compaginar su actividad como cantante (además,
como barbero, sin dejar nunca su empleo.)

Pero las dificultades de la familia Waymon no solamente fueron en el ámbito económico. Sus orígenes de esclavos africanos, irlandeses e indios les señalaban como seres humanos de segunda división. Por ejemplo, en su autobiografía Nina contaba cómo, en su primer recuerdo de sufrir tratos racistas fue durante su primer concierto, con apenas 10 años, sus padres fueron retirados de la primera fila del local para acomodar a un grupo de blancos. Del mismo modo, otro acontecimiento clave de su toma

de consciencia fue cuando no fue admitida en Curtis Institute de Philadelfia
para hacer una carrera de concertista de piano por el color de su piel.


Por eso, desde sus inicios musicales, Nina Simone quiso valorar su belleza como mujer negra, exagerando sus rasgos y defendiendo orgullosa su cultura y sus orígenes.-