Maneras de contactar

Para contactar con nosotros upoaguilar@gmail.com
Puedes agregarnos en la red social de facebook: https://www.facebook.com/upoa.aguilardelafrontera




XXXII MARCHA A ROTA

XXXII MARCHA A ROTA
XXXII MARCHA A ROTA

UPOAguilarTV, nuestro canal de videotelevisión por internet.

23 de octubre de 2015

CUANDO EL BIPARTIDISMO ES COSA DE CUATRO.-

Los cuarteles generales, agencias de publicidad, cúpulas de “Ciudadanos” y “Podemos” (o quien de verdad mande en estas dos organizaciones), han comandado a sus portavoces-dirigentes a que, si de elogiar un modelo se trata ante la prensa y en los debates, se recurra a los países escandinavos.
En el sentimiento popular, parece ser, habita que en esos lugares el capitalismo (con su correspondiente dosis de imperialismo que, obviamente, no hay siquiera que mencionar, no se vaya a venir abajo el timo) tiene un envidiable “rostro humano” y que la gente es feliz sin necesidad de revoluciones que cambien el sistema de producción y la clase que ostenta el poder (una “antigualla” de concepto al decir de los prebostes del sistema, los actuales y los aspirantes).
Así pues, los hijos del Ibex 35 (Ciudadanos) y de las movilizaciones del hartazgo ocurridas en un ya histórico 15M (Podemos), confluyen –quién lo iba a decir- en ver lo que va quedando del “paraíso” socialdemócrata de los setenta, como el faro que ilumina, y al que deberíamos imitar sin rechistar ni cuestionar.

Que “Ciudadanos” con su pijolandia neoliberal en la mochila, mente a los países europeos del norte es tan patético como que “Podemos” intente embaucar el voto de izquierdas con la senil consigna de que dentro del capitalismo es posible conseguir una sociedad justa.
Lo cierto es que para estos discursos manidos, y mil veces repetidos en los últimos 30 años por unos y otros (hasta a dirigentes de la hoy casi extinta IU se le ha oído mil veces hablar con cariño del “paraíso” del norte europeo sin percatarse de que se trata de meros países capitalistas), no hacía falta tanto barullo. Estas ideas de apuntalar el capitalismo no son ajenas al ideario y la praxis del PP y el PSOE, y su bipartito reinante (borbónicamente hablando). Por ello, hablar de fin del bipatidismo se convierte en poco más que una nueva ilusión-falacia, que los ciudadanistas/podemitas intentan transmitir, pero sabedores que sus políticas económicas (neoescandinavas) no difieren mucho de lo que hay.
Se trata, dicen, de demostrar que “sí se puede” y que la sociedad se cambia desde las instituciones, respetando las leyes con cambios (que ni siquiera llegan a ser tales) graduales. En una palabra, convencer a los ricos que deben ser generosos para que siga el actual status quo. Faltaría más.