Maneras de contactar

Para contactar con nosotros upoaguilar@gmail.com
Puedes agregarnos en la red social de facebook: https://www.facebook.com/upoa.aguilardelafrontera




SOLIDARIDAD CON MARIO, JUNTOS LO CONSEGUIREMOS

SOLIDARIDAD CON MARIO, JUNTOS LO CONSEGUIREMOS
SOLIDARIDAD CON MARIO, JUNTOS LO CONSEGUIREMOS

UPOAguilarTV, nuestro canal de videotelevisión por internet.

6 de septiembre de 2015

LOS COMUNISTAS GRIEGOS OPINAN SOBRE LAS PRÓXIMAS ELECCIONES Y LA ESCISIÓN DE SYRIZA

A la vista de las elecciones anticipadas
Recientemente, el gobierno de SYRIZA-ANEL dimitió dando lugar a nuevas elecciones generales anticipadas (probablemente el 20/9).
Como es bien sabido, SYRIZA ganó las elecciones de enero de 2015 engañando a los trabajadores, prometiéndoles abolir las leyes antipopulares, las que habían votado anteriormente los gobiernos del PASOK y de la ND, tras llegar a acuerdos (memorandos) con los organismos imperialistas (Unión Europea, FMI, BCE).

El KKE había advertido desde hace tiempo que SYRIZA, un partido oportunista, “de izquierdas”, que se transformó en un partido socialdemócrata, fue elegido por la burguesía para gestionar la crisis y no puede aplicar una política favorable al pueblo.


Nuestro partido había formulado su posición que en el camino de desarrollo capitalista, en la UE y la OTAN no puede haber una salida favorable a la clase obrera y los demás sectores populares.

Tal como ha quedado demostrado en los pocos meses de gestión del capitalismo, SYRIZA “de izquierdas”, que gobernó junto con el partido nacionalista “derechista” de ANEL, no sólo no abolió los dos memorandos anteriores y la mayoría de las 400 leyes de aplicación antipopulares de los gobiernos anteriores, sino que las implementó y de hecho aprobó en el parlamento un tercer acuerdo (memorando) aún más doloroso con las potencias imperialistas. Este acuerdo contó con el apoyo y fue votado en el parlamento por los demás partidos burgueses: la ND de “derecha”, el PASOK “socialdemócrata”, el partido centrista “To Potami”. El nuevo acuerdo masacra los derechos que aún existen, impone nuevos recortes en salarios y pensiones, suprime los derechos de seguridad social, impone aún mayores impuestos sobre las capas populares, promueve la política de privatizaciones etc.

Además, durante estos meses, el gobierno “izquierda-patriótica” ha operado firmemente en el marco de la participación del país en las uniones imperialistas de la OTAN y la UE, de la “alianza estratégica” con los EE.UU. Ha participado en todas las misiones y los ejercicios de la OTAN, ha organizado ejercicios militares, incluso con Israel, ha prometido la creación de una nueva base de EE.UU.-OTAN (en la isla de Kárpatos), ha votado en la UE por la ampliación y fortalecimiento de la guerra comercial contra Rusia etc.

Así que se ha demostrado prácticamente que el gobierno de SYRIZA-ANEL es un gobierno antipopular, que con sus consignas “de izquierdas” ha servido, tan fielmente a la burguesía, la UE y la OTAN como lo hicieron los gobiernos anteriores. Hoy día, los partidos del gobierno, SYRIZA-ANEL, utilizando los mismos argumentos que utilizaban en el pasado la ND y el PASOK, están defendiendo el nuevo acuerdo como la única manera para mantener el país en la zona euro y la UE, algo que se presenta como la salvación del pueblo. SYRIZA, igual que los demás partidos burgueses, siembra entre la clase obrera y el pueblo la ilusión de que la UE y el capitalismo se pueden humanizar si los trabajadores siguen aguantando las medidas antipopulares.

Al mismo tiempo, el sistema político burgués con el fin de frenar y controlar los cambios radicales en la conciencia de los trabajadores por la revelación del papel de SYRIZA, continuando creando nuevos partidos. Un tal partido, denominado “Laikí Enótita” (Unidad Popular) fue formado por diputados y ex ministros de SYRIZA. Estas fuerzas, que actuaban como una “plataforma izquierda” dentro de SYRIZA, tienen graves responsabilidades por haber decepcionado al pueblo. Han participado, incluso como ministros, en la implementación de las leyes antipopulares anteriores, han participado activamente en el engaño del pueblo en el período anterior de que existe una propuesta alternativa para el pueblo dentro del marco de la UE y acordaron con el acuerdo antipopular que firmó el gobierno de SYRIZA-ANEL con la Troika el 20 de febrero, la propuesta antipopular de 47 páginas presentado por SYRIZA a la UE etc. Ahora, que se han dañado las ilusiones fomentadas por SYRIZA, estas fuerzas están promoviendo como solución para el pueblo el retorno a la moneda nacional junto con otras medidas de gestión del sistema. Están actuando como un “barrera” a la radicalización del pueblo, tratando de atraparle en la vía de desarrollo capitalista.

En todo este período, el KKE constantemente ha revelado el papel de SYRIZA y de los demás partidos burgueses, ha luchado por la cancelación de los memorandos y de todas las leyes antipopulares y por evitar la implementación de nuevas, por el desarrollo de la lucha obrera y popular por la recuperación de las pérdidas y la satisfacción de las necesidades populares en combinación con la única solución alternativa a favor de la clase obrera y de los demás sectores populares:

El reagrupamiento del movimiento obrero y la construcción de la alianza social-popular entre la clase obrera, el campesinado pobre, los trabajadores autónomos en las ciudades, los jóvenes y las mujeres de las familias populares para fortalecer la lucha antimonopolista-anticapitalista para el verdadero derrocamiento, la socialización de los monopolios, la retirada de la UE y de la OTAN y la cancelación unilateral de la deuda con el poder obrero y popular.

Con esta línea luchamos para fortalecer el KKE en el movimiento obrero y popular y en el parlamento. Continuamos firmemente la lucha por los intereses de la clase obrera y por su liberación de las cadenas de la explotación capitalista.

24/8/201
--------------------------------------------------------------

«Nadie puede entrar en el mismo río dos veces», decía el antiguo filósofo Heráclito, pero algunos griegos de la época actual parecen que ignoran ese dicho. Se trata de las fuerzas políticas que recientemente se desprendieron de SYRIZA y declararon la creación de un nuevo partido, de la «Unidad Popular» (LAEN). El Secretario General del Comité Central del KKE, Dimitris Kutsumbas, se refirió a ese acontecimiento y subrayó que «no debe presentarse otra vez el mismo juego en contra del pueblo. Además, normalmente las continuaciones son peores que las primeras películas».

El sistema usó su «reserva de izquierda»

Para entender este último acontecimiento político en Grecia vale la pena mencionar algunos datos sobre la historia de SYRIZA. SYRIZA se constituyó como una unificación de distintos grupos oportunistas, con SYNASPISMOS (SYN) como núcleo fundamental, o sea las fuerzas que se alejaron del KKE en la década de los noventa, influenciadas por las ideas de Gorbachov, después de haber tratado de socialdemocratizar y autodisolver organizativamente el KKE, sin éxito. A esas fuerzas se habían juntado anteriormente, en el año 1968, aquellos que se habían ido del KKE, bajo la influencia de la corriente oportunista eurocomunista.

El programa de SYN todo el tiempo ha sido un programa de gestión socialdemócrata, a través de reformas.

Desde los inicios de la década de 2000 y más tarde, sobre todo a través de la incorporación de distintos grupos (trotskistas, maoistas, etc.) y el desarrollo posterior de SYN a SYRIZA, este programa socialdemócrata se vistió de manera primorosa con una envoltura «radical», «antisistema», «de movimiento». Algo que se fortaleció después del año 2010, a través del estallido de la crisis económica capitalista. La firma de los acuerdos antipopulares (memorándums) de los gobiernos de PASOK y ND con los organismos imperialistas (UE, FMI,BCE), acompañados de duras medidas antipopulares, trajo también la adoptación de la línea turbia «anti-memorándum» por parte de SYRIZA. Al mismo tiempo, la rápida desunión del socialdemócrata PASOK llevó a la absorción de varios cuadros de ese partido por parte de SYRIZA. El dilema falso «memorándum-antimemorándum» dio a SYRIZA la posibilidad de usar tendenciosamente ideas, de engañar las fuerzas populares, prometiendo que puede haber un alivio para el pueblo de las duras medidas antiobreras dentro del marco de la UE, del camino de desarrollo capitalista, promoviendo la demanda de reducir parte de la deuda pública, o sea en realidad aceptando que la deuda, que crearon los gobiernos de la plutocracia, debe pagarla el pueblo.

En el marco de la reforma del escenario político dentro del año 2012,  SYRIZA fue apoyado por una parte de la burguesía y se engrandeció electoralmente, logrando de ganar las elecciones de enero de 2015. Formó gobierno con otro partido, ANEL, cuyo tronco proviene del partido conservador de ND y que tiene referencias nacionalistas.

Después de seis meses de gobierno de SYRIZA-ANEL, el pueblo griego se vio enfrentado a un 3r memorándum, que incluye nuevas medidas antiobreras-antipopulares.

El lenguaje «de izquierda» al servicio del capital

Si algo ha sido comprobado de la manera más flagrante a través de los acontecimientos de los últimos meses en lo que se refiere a SYRIZA y su gobierno burgués, es la bancarrota total de la política que pregona que puede servir a la vez tanto a los monopolios como al pueblo. Que se puede con un gobierno burgués, dentro de la Unión Europea y las alianzas imperialistas, en condiciones de la barbarie capitalista, servir a los intereses populares. Con la firma del cogobierno de SYRIZA-ANEL, que se han demostrado continuadores dignos del cogobierno ND-PASOK, se adoptó con el voto de los demás partidos burgueses (ND, PASOK, EL RIO) la nueva masacre del pueblo griego, de las familias obreras populares.

Entre las medidas de este 3r memorándum ya insoportable, se incluyen nuevos dramáticos recortes de salarios y pensiones, derrocamientos de las relaciones laborales, nueva política fiscal abusivareducción de los servicios de salud, educación, asistencia social, privatizaciones, así como el tiro de gracia contra los campesinos pobres y los pequeños profesionales. Y todo eso mientras se mantienen los memorándums anteriores y las 400 leyes antipopulares de adopción.

Frente a ese desnudamiento en pocos meses y la bancarrota de la socialdemocracia novata que el KKE había previsto con exactitud y advertido al pueblo, es obvia la necesidad del sistema político burgués de crear nuevos muros de contención en la radicalización del pueblo.

Así que la película que se presentó del 2012 hasta el 2014 con SYRIZA como protagonista, se repite ahora en Grecia con la recién construida «Unidad Popular» de P. Lafazanis, hasta hace poco ministro de Energía del gobierno de SYRIZA-ANEL. El grupo parlamentario con este nombre que surgió el viernes, 21 de agosto, después de la independización de 25 diputados de SYRIZA, aspira a que constituya el indicio de una nueva formación política, de un muro de contención para aquellos izquierdistas, radicales, luchadores que en los años anteriores tenían ilusionespor/sobre SYRIZA, su gobierno, y la posibilidad de abrir una nueva perspectiva a favor del pueblo en el país. LAEN se proyecta como una alternativa de retorno a la moneda nacional y hace una reproducción evidente de posiciones y propuestas neokeynsianas, con las cuales SYRIZA cultivó en los últimos años ilusiones sobre una gestión propopular izquierdista del capitalismo.

De primera clase en engañar

Esta división de SYRIZA se efectuó por fuerzas que tenían cargos de primer rango como ministros del gobierno SYRIZA-ANEL y materializaron con precisión todo aquello que preveían los dos primeros memorándums y aceptaron sin protestas todas las decisiones que preparaban el muy duro 3r memorándum.

Esas fuerzas, que ya estaban en SYRIZA como su «plataforma de izquierda», aceptaron el acuerdo del gobierno con la UE, el BCE y el FMI del 20 de febrero, que preveía la materialización de todas las medidas antiobreras de los dos primeros memorándums y la aceptación de todas las demandas del gran capital.

Aceptaron todo ese tiempo además las propuestas del gobierno a la troika sobre un nuevo memorándum de insoportables medidas antiobreras. Es típico que no hicieron caer el gobierno SYRIZA-ANEL antes de la adopción del cruel memorándum y continuaron asegurando de todas las maneras que apoyan el gobierno a pesar de estar en desacuerdo... hasta que el mismo primer ministro Tsipras declaró la renuncia de su gobierno...

Estas fuerzas no dijeron ni mu cuando el gobierno SYRIZA-ANEL prometió a los Estados Unidos y la OTAN una nueva base militar en el mar Egeo, tampoco cuando su gobierno organizaba maniobras militares en común con los Estados Unidos e Israel, o cuando votaba por la continuación de las sanciones de la UE contra Rusia, o cuando el ministro de Defensa declaraba que el país va a participar en todas las actividades imperialistas de la OTAN y la UE.

Ahora se presentan como «muchachas engañadas» y como los verdaderos representantes del «radicalismo» de SYRIZA y se van solos en las elecciones del 20 de septiembre.


Una Grecia capitalista con moneda nacional

Pero, ¿qué es lo que propone esta fuerza política? Si SYRIZA prometía hasta ahora que el país iba a quedar en la zona del euro, LAEN habla de una «salida ordenada del euro, si hace falta». Pero, de ninguna manera plantea el tema de la salida del país de la UE y el camino de desarrollo capitalista. ¿Porqué habla LAEN de una «salida del euro si hace falta»? Como explicó el jefe de LAEN P. Lafazanis, guiñando el ojo al capital, esta salida se va a dar sólo si lo necesita la economía capitalista para lograr su recuperación. Además, LAEN «recicla» un montón de medidas conocidas de gestión neokeynsiana, p.e. la «socialización de los bancos para que jueguen un papel de desarrollo», defendiendo así la posición que los bancos pueden convertirse en «fundaciones caritativas» que van a repartir dinero estatal caliente para apoyar así la famosa recuperación capitalista. De esa manera siembra ilusiones entre el pueblo, ocultando las leyes sobre las cuales se mueve la economía capitalista que demanda continuamente nuevos «sacrificios» de los trabajadores, reducción de los derechos sociales y laborales y los ingresos populares para que se recupere la rentabilidad del capital.

Finalmente, LAEN habla de la «anulación de la mayor parte de la deuda para que respire el país», reconociendo por su parte, como hacen los demás partidos del sistema, que la culpa de la deuda la tiene el pueblo y por eso debe pagar.

Los cuadros de LAEN mencionan como ejemplo «otros países fuera del euro que avanzan de lo más bien». ¿Qué países apela el jefe del nuevo partido oportunista, Lafazanis? A Gran Bretaña, a Dinamarca que no pertenecen a la zona del euro, hecho que no obstaculiza el golpe contra los derechos laborales y populares en esos países, mientras otros cuadros de LAEN apelan el Frente Nacional de Lepen en Francia, a los industriales italianos, una parte del capital alemán...

¿Qué tienen que ver los pueblos de esos países, el pueblo de Grecia y la esperanza de satisfacer sus necesidades con las aspiraciones de sus explotadores que se reflejan en propuestas políticas sobre monedas nacionales, propuestas que llevan la capa de la radicalización para engañar y ocultar su contenido real antipopular? Esa nueva separación falsa entre «euro y dracma» quiere ocultar para el pueblo que lo fundamental es el camino del capital y su poder, es la participación en la UE y el sistema imperialista. Contra eso tiene que luchar el pueblo. Y no adherirse a partes del capital que flirtean con la idea de una moneda nacional, de otra alianza monetaria.

Que fracace el nuevo intento de engañar

El intento de crear un SYRIZA no. 2 ahora que desaparece la duda sobre el papel del no. 1, no debe encontrar respuesta por parte del pueblo que ya ha vivido la desmentida dolorosa de las esperanzas que le han cultivado y no tiene más posibilidades para nuevas decepciones  para perder nuevamente tiempo valioso, algo que está en su contra.

El pueblo tiene experiencia, puede sacar sus conclusiones, no debe dejar de engañarse una vez más. No puede existir una solución a favor del pueblo dentro del sistema capitalista, a través de una alternación de gobiernos de gestión burguesa, sin romper con el camino de desarrollo capitalista y el sistema imperialista. El pueblo no debe engañarse de aquellos que anteponen como objetivo fundamental la reconstrucción productiva de la economía capitalista, aquellos que sirvieron a este objetivo, incluso desde cargos gubernamentales. Aquellos que guiñan el ojo a partes del capital, que flirtean con la idea de la Grecia capitalista con moneda nacional, no pueden seguir un camino distinto de aquel que lleva a la bancarrota popular. No tiene importancia si esta se va a realizar con o sin memorándum. No tiene importancia si se va a realizar dentro o fuera de la zona del euro. Lo que tiene importancia es que se anule el intento de enjaular al pueblo dentro de una opción más a favor del capital.

El pueblo, las capas populares pobres que tienen disposiciones radicales no deben permitir que se conviertan una vez más en espectadores de la misma obra, vivir nuevas desiluciones. Hoy en día, tanto en su lucha diaria en los centros de trabajo y en los barrios obreros como también el las próximas elecciones pueden tener más expectativas del KKE, más confianza. Tenerle confianza, porque nunca los traicionó, tampoco faltó de la lucha por la defensa de sus intereses. Porque es la única fuerza que tiene una propuesta de salida de verdad alternativa, realista, esperanzadora, cuyos ejes son desvincularse de la UE y la OTAN, borrar unilateralmente la deuda y socializar las riquezas que tiene este país, con el pueblo en el poder.


(Artículo de la Sección de Relaciones Internacionales del CC del KKE)