Maneras de contactar

Para contactar con nosotros upoaguilar@gmail.com
Puedes agregarnos en la red social de facebook: https://www.facebook.com/upoa.aguilardelafrontera




4D

4D
4D

UPOAguilarTV, nuestro canal de videotelevisión por internet.

13 de octubre de 2010

¿Democracia o fascismo enmascarado?

Celebración del dia del caudilo en Lucena (Córdoba) con total permisividad por parte del gobierno local
El pasado día 3 de octubre, a las 12 de la mañana con motivo del día del caudillo, es decir en conmemoración al autoproclamamiento de Franco como jefe de estado y generalísimo una caravana de vehículos, se paseo por nuestra ciudad con total impunidad y con total permisividad por parte del gobierno local, quien debería haber abortado dicha manifestación ilegal. Los fascistas, se pasearon portando banderas franquistas y cantando el cara al sol y después se fueron de almuerzo. Esta marcha, fue organizada por fuerza nueva y a ella, acudió el jefe regional del partido fascista, Juan León Cordón, quien dio una placa al fascista lucentino Antonio Catena Ortega.
Es increíble como un gobierno supuestamente democrático del PSOE permite tales actos de ensalzamiento fascista y hacia el régimen franquista, acto totalmente antidemocrático, que en cualquier otro país europeo que antaño estuvo bajo el yugo fascista, seria totalmente impensable y estaría castigado incluso con penas de cárcel.

Esto demuestra de nuevo la falta de conciencia democrática de nuestros gobernantes, ya que este tipo de actos, constituyen un autentico atropello a la libertad y un atentado contra la democracia. Por otro lado, también refleja la complicidad institucional hacia tales actos y pone de manifiesto el fascismo exacerbado, pero encubierto del sistema político actual, de su administración y de sus fuerzas de seguridad.
Este acto, a parte de antidemocrático e inconstitucional y de ser un atentado directo contra la libertad, entraña el riesgo de agresiones por parte de tales individuos hacia sectores de la población contrarios a ellos, por lo que las autoridades, no solo han dejado que se realice un acto que agrede y daña a la democracia, sino que además han cometido un terrible acto de irresponsabilidad al permitir que se pudieran producir posibles agresiones físicas hacia otros ciudadanos.