Maneras de contactar

Para contactar con nosotros upoaguilar@gmail.com
Puedes agregarnos en la red social de facebook: https://www.facebook.com/upoa.aguilardelafrontera




parque agroalimentario

parque agroalimentario
PARQUE AGROALIMENTARIO

UPOAguilarTV, nuestro canal de videotelevisión por internet.

8 de septiembre de 2015

EE.UU. Y LA OTAN PREPARAN UNA ACCIÓN MILITAR CONTRA SIRIA PARA SOLUCIONAR LA CRISIS DE LOS REFUGIADOS.-

Las lágrimas de cocodrilo vertidas por los medios de comunicación nos deben alertar de inmediato de una agenda potencial contra el gobierno sirio. Debemos de solidarizarnos con los miles de refugiados y su terrible situación, dado el trato cruel y racista dado por la UE. No importa que la familia de Aylan haya estado viviendo en Turquía desde hace tres años, o que los turcos tengan un peor historial de derechos humanos que Siria en su trato hacia los kurdos, o cuando acusaron a Assad de utilizar gas venenoso, los medios mintieron para intentar derrocar al gobernante sirio. 
El objetivo es crear histeria colectiva a través de la manipulación de las emociones humanas básicas, basadas en el miedo (debido a las personas que se desplazan hacia Europa) y la indignación.
Pero la huida de los refugiados es una consecuencia de las guerras imperialistas en diferentes lugares del mundo, los libios desplazados de su país desde 2011, iraquíes en 2003 y en Ucrania a partir de 2014. Deberíamos de analizar el motivo por el cual los medios de comunicación que alabaron a los falsos moderados de la oposición en Siria, donde solo había terroristas de Al Nusra y del ISIS están encabezando, de repente, esta estrategia de ayuda al pueblo sirio, cuando el pasado verano el ejército israelí mataba a los niños de Gaza, en ningún momento se produjo por parte de la prensa, la misma conmoción. 


En palabras de James Petras “La fuente de los refugiados -porque no son migrantes, son refugiados- es la destrucción de las guerras imperialistas. Pero de esto no se habla, sólo hablan de cuantos mueren, pero eso es una extensión de las víctimas de la invasión imperialista en Afganistán, Siria, Libia, Irak. De cualquier lugar que salen los refugiados, son países que han sido atacados por los países imperialistas. 

Ahora se quejan los países imperialistas de qué se va a hacer con los refugiados. Y los pueblos que se quejan, los racistas y demás en Alemania, deben mirar hacia adentro y ver que es porque sus gobiernos destruyeron las casas y empleos en esos países, por lo que deberían oponerse a sus gobiernos para que terminen las agresiones y para que inviertan en la reconstrucción de esos países”[1].
Al desarrollar esta estrategia se ve claramente la agenda imperialista, de forma más clara que antes. Con el fin de salvar a los refugiados necesitamos más guerra. Tenemos que deshacernos de Assad, armando a los “rebeldes” (Al Nusra, ISIS) con armamento antiaéreo.
La guerra está de nuevo lanzada, esta vez los belicistas quieren explotar el dolor de la tragedia  que  han creado con el fin de conseguir respaldo de la población para continuar con su asedio hacia Siria. Tienen la esperanza de preparar una oleada de indignación con el objetivo de que algo haya que hacer, para que de ese modo la opinión pública respalde la invasión del país, algo que no pudieron realizar hace dos años, cuando la prensa nos mentía al acusar a Assad, de haber realizado masacres, denuncia que la ONU ha desmentido en diferentes ocasiones.

El gobierno de Obama se ha comprometido a aplicar sanciones contra el gobierno de Assad. Pero una zona de exclusión aérea solo sería aplicada contra el gobierno sirio, debido a que las fuerzas yihadistas no tienen una fuerza aérea. Por su parte, el presidente francés Francois Hollande anunció que su país realizará vuelos de reconocimiento aéreo a partir del 8 de septiembre, para realizar ataque contra el ISIS[2]. De acuerdo con un informe en el Sunday Times, donde el primer ministro británico, David Cameron, está buscando el apoyo del Partido Laborista, de un plan para hacer frente a la crisis migratoria para bombardear Siria y destruir el gobierno de Bashar al-Assad. El plan sería sometido a votación en el Parlamento británico en octubre[3]. Le Monde publicaba que Estados Unidos intenta crear una coalición contra el ISIS, el 5 de septiembre se reunieron 10 países en Newport, en el marco de la Cumbre de la OTAN, para crear una amplia coalición para luchar contra los yihadistas en Siria e Irak[4].
Jay Tharappel explicó que:
1.   A) Las potencias occidentales tienen interés en el fomento de la emigración de los sirios en masa como refugiados, para drenar al país de sus ciudadanos y debilitar su capacidad para resistir frente a los yihadistas.

2.   B) 7 de cada 11 refugiados sirios están viviendo en ciudades controladas por el gobierno y sólo una pequeña minoría ha viajado a Europa.

3.   C) El debate de refugiados es engañoso, porque nos pretende hacer creer que los países ricos como Alemania, están haciendo un favor a los refugiados, pero Berlín ha conseguido en este 2015, bajar por debajo del 5% de paro, por lo que estos refugiados vendrían a ocupar mano de obra barata.

4.   D) Se debe apoyar a las organizaciones benéficas que ayudan a la mayoría de los refugiados sirios, el apoyo nacional de Siria y a su resistencia contra la más feroz guerra sucia en la historia moderna.

Aylan Kurdi y su familia, estaban huyendo del ISIS y del bombardeo estadounidense de su  ciudad natal de Kobani. Una zona de exclusión aérea no habría salvado su población. Sin embargo si Washington hubiese bloqueado el abastecimiento de combustible a los yihadistas o impedido que hubieran recorrido miles de kilómetros en las camionetas Toyota desde el desierto de Siria hacia Iraq, podrían haber logrado evitar la huida de los refugiados sirios.

Según Bill Van Auken, cualquier consideración seria de lo que hay detrás de la oleada de refugiados en Europa lleva a la conclusión de que constituye no sólo una tragedia sino un crimen. Más precisamente, es el trágico subproducto de una política criminal de las guerras agresivas e intervenciones de cambio de régimen de manera ininterrumpida por el imperialismo norteamericano, con la ayuda y complicidad de sus aliados de Europa occidental, a lo largo de casi un cuarto de siglo