Maneras de contactar

Para contactar con nosotros upoaguilar@gmail.com
Puedes agregarnos en la red social de facebook: https://www.facebook.com/upoa.aguilardelafrontera




14ª EXPOSICION DE ARTISTAS NOVELES

14ª EXPOSICION DE ARTISTAS NOVELES
14ª EXPOSICION DE ARTISTAS NOVELES

UPOAguilarTV, nuestro canal de videotelevisión por internet.

3 de junio de 2013

IZQUIERDA UNIDA Y BLIESA : LAS EXTRAÑAS RELACIONES ENTRE EL CAPITAL Y EL TRABAJO

¿Qué circunstancias hicieron posible que Izquierda Unida recibiera un trato crediticio tan exquisito como el dispensado por el presidente de Caja Madrid?http://www.lahaine.org/skins/basic/img/espaciador.gif
En la medida en que transcurren los días se va perfilando la naturaleza de las relaciones entre sectores de la dirigencia de Izquierda Unida y Miguel Blesa, el presidente de Caja Madrid hoy imputado por presuntos delitos de apropiación indebida, falsedad de documento público y administración desleal. El periódico "El Economista" publicaba ayer miércoles, 29 de mayo, un amplio reportaje en el que se aporta una abundante cantidad de datos que ponen en evidencia que esta Federación política tuvo un privilegiadísimo trato crediticio por parte de la dirección de Cajamadrid. Si estas relaciones tienen o no implicaciones penales está todavía por ver en la investigación que ha iniciado el juez Elpidio José Silva.

De acuerdo con los datos que ofrece este rotativo, entre "el 2005 y 2009 Blesa concedió a IU un total de 9 créditos por un importe conjunto de 5,43 millones de euros". Ello supone, escribe el periódico, 11 veces más de lo que la dirección de Cajamadrid había otorgado al PSOE - los socialistas recibieron durante ese periodo 3 créditos por sólo 490.000 euros - y casi 60 veces más de lo que recibió el PP, al que concedió únicamente 3 avales por 95.000 euros.
Según "El Economista", lo más llamativo de estas concesiones es que se produjeron cuando los efectos de la crisis económica habían cerrado ya herméticamente los grifos del crédito a los autónomos y a las pequeñas y medianas empresas. Sin embargo, la organización que lidera Cayo Lara no solo siguió recibiendo créditos con toda prodigalidad por parte de Blesa, sino que además le fueron concedidos pese a haber registrado un impago en el curso del año anterior, hecho absolutamente excepcional en la política crediticia en tiempos de crisis.
Curiosamente, en los balances de CajaMadrid a 31 de diciembre de 2004 - continúa escribiendo el periódico - aparecen operaciones de crédito con IU por 2,38 millones de euros, de los que 884.630 euros "están en situación vencida", según consta en el informe de gobierno corporativo de ese año, remitido a la CNMV.

UNA LLUVIA CONTINUA DE PRÉSTAMOS

Tan sólo un año después de que se diera esa situación, Miguel Blesa otorgó un crédito de 2,02 millones de euros al partido que dirige ahora Cayo Lara. En 2007 le dio otros tres más por 1,02 millones (uno de ellos no iba para la organización federal sino para el grupo municipal de Córdoba); en 2008 concedió 400.000 euros a Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid y en 2009 firmó hasta tres préstamos más por 2,138 millones.

Los tipos de interés concedidos a Izquierda Unida variaron entre el 1,2 y el 2,7 por ciento, y los contratos se firmaban con garantías hipotecarias o personales. Al cierre de 2009, el último ejercicio completo de Blesa al frente de CajaMadrid, la entidad tenía firmados créditos en total por 2,2 millones de euros con Izquierda Unida y otros 760.000 euros con el PSOE.
El periódico enfatiza el hecho de que normalmente los préstamos concedidos a los partidos políticos se dan por plazos de tiempo bastante cortos - a 8, 9, 12 o 36 meses - con el objetivo de financiar su funcionamiento diario. Aunque de momento, el juez Elpidio José Silva, que investiga a Miguel Blesa, está analizando sólo los créditos concedidos al ex presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, en los ámbitos judiciales no se descarta que el magistrado someta también a investigación otros préstamos por si hubiera presuntas irregularidades.
Según aparece en los informes de gobierno corporativo, los préstamos concedidos a IU son de todo tipo. En ese último año, por ejemplo, esta formación política contó con una línea de crédito de 200.000 euros, un préstamo sindicado por 332.000 euros y un préstamo hipotecario por 1,6 millones. Ante estos datos, el periódico "El Economista" llega a una categórica conclusión: "si hay un partido político que debe estar agradecido en España a Miguel Blesa, el ex presidente de Caja Madrid, ese es Izquierda Unida".
¿UN MATRIMONIO DE CONVENIENCIA?
¿Qué circunstancias hicieron posible que Izquierda Unida recibiera un trato crediticio tan exquisito como el dispensado por el presidente de Caja Madrid y su Consejo de Administración? Aunque la investigación del juez Elpidio José Silva no ha aportado todavía datos sobre este extremo, parece obvio que la prodigalidad de Blesa con Izquierda Unida podría tener mucho que ver con el hecho de que un destacado dirigente de IU, el economista Moral Santín, fuera nada menos que el vicepresidente de esa entidad financiera, cobrando uno de los mayores salarios conocidos en la historia de la Banca: casi medio millón de euros anuales.
Pero las intrigantes razones para la magnanimidad de Blesa con IU posiblemente no acaben ahí. El voto de Moral Santín, junto al de otros dos consejeros representantes del sindicato Comisiones Obreras, garantizaron durante años la permanencia de Blesa en la presidencia. Es decir, que tanto los representantes de CCOO como el de IU constituyeron una trinchera abierta que sirvió para garantizar la continuidad en el cargo del banquero hoy procesado. De hecho, cuando estos, merced a acuerdos políticos contra natura con Esperanza Aguirre, le retiraron su apoyo, Miguel Blesa perdió de manera fulminante la dirección de Caja Madrid.
EPÍLOGO DOLOROSO
Unas horas antes de dar comienzo a la redacción de este artículo, daba cuenta a unos amigos, sencillos ex militantes de IU y del PCE, de los datos aparentemente incontrovertibles que había aportado "El Economista" acerca de las relaciones envenenadas entre los supuestos representantes del trabajo y los epígonos del capital. Uno de ellos, abrumado por el tremendo efecto que la noticia le había causado, se limitó a decir con pesadumbre: "No salimos de una para caer en otra peor".
El otro, en cambio, arrancando fuerzas desde lo más hondo de su optimismo histórico, exclamó firme: "No tengo ni pizca de tristeza... Cosas como estas seguramente venían sucediendo desde hace mucho tiempo. Esto pasa cuando los partidos o las organizaciones políticas se quedan sin bases y son las cúpulas las que lo manejan todo. Ahora ya sabemos lo que hay". Y reconviniéndose a sí mismo apostilló: "Como borreguitos nos hemos tragado todo lo que nos han echado... ¿No te acuerdas cuando murió Franco, y vino el Carrillo a decirnos que daba lo mismo una monarquía que una república, porque había repúblicas dictatoriales y monarquías democráticas... Y nos tragamos el invento porque creíamos que doctores tenía la Iglesia" . Y poniendo el brazo sobre el hombro de su amigo le dijo con tono de consejo: "Pero ahora esto tiene que acabarse. No hay que dejar que la derecha sea la que queme el fuego con esta leña... Debemos ser nosotros mismos los que pongamos el grito en el cielo".
x Ernesto Gutiérrez - Canarias Semanal ::