Maneras de contactar

Para contactar con nosotros upoaguilar@gmail.com
Puedes agregarnos en la red social de facebook: https://www.facebook.com/upoa.aguilardelafrontera




4D

4D
4D

UPOAguilarTV, nuestro canal de videotelevisión por internet.

13 de junio de 2013

EL NUEVO DECRETO DE BECAS REDUCIRÁ HASTA LA MITAD LA CUANTÍA ACTUAL DE MUCHAS AYUDAS

 Obtener una beca el próximo curso 2013-2014 será mucho más difícil. El ministerio de Educación ha elaborado un nuevo borrador de becas que pretende tener aprobado entre julio y agosto y que modifica sustancialmente el procedimiento para la obtención de ayudas al estudio...
La novedad esencial estriba en el establecimiento de unadoble cuantía, fija y variable, para la obtención de una beca. A partir de ahora, los estudiantes españoles sólo podrán optar a cuatro supuestos para lograr una beca:
a) Cuantía fija ligada a la renta del solicitante: 1.500 euros
b) Cuantía fija ligada a la residencia del solicitante durante el curso: 1.500 euros
c) Cuantía variable (vinculada a la nota), cuyo mínimo será de 60 euros
d) Beca de matrícula, que comprenderá el precio público oficial de los créditos en los que se haya matriculado el estudiante por primera vez en el curso 2013-2014

En la práctica este esquema supone una reducción sustancial de las ayudas que recibirán muchos alumnos ya que, como máximo un estudiante podría recibir 3.000 euros (sumando renta y residencia) cuando las actuales becas salario (que ahora desaparecen) tienen importes que oscilan entre los 3.800 y los 6.000 euros según vayan asociadas a diferentes componentes de ayudas compensatorias o de desplazamiento.
Se endurecen los criterios académicos para lograr una beca
Además, el próximo curso las exigencias de nota serán más altas para los solicitantes de beca. En el caso de alumnos de nuevo ingreso en la Universidad se eleva de 5,5 a 6,5 la nota media exigida para lograr una beca, mientras que la nota requerida para lograr una beca en el máster se sitúa en el 7. En Bachillerato la nota exigida será un 6 y no se concederán becas en primer curso a los alumnos que estén repitiendo total o parcialmente curso.
En el caso de los alumnos que quieran renovar su beca universitaria se exigirá aprobar el 100% de los créditos en los que se han matriculado, salvo en enseñanzas técnicas que se pedirá aprobar el 85%.
A igualdad de renta, por primera vez en España, serán las notas las que determinen la cuantía de la beca. Eso será posible con esa nueva cuantía variable que hará que aquellos alumnos que logren mejores resultados académicos obtengan a su vez más dinero en becas. El decreto establece un mínimo de 60 euros para esa cuantía variable, pero no fija ningún máximo. Educación no ha aclarado tampoco cuál es el porcentaje que los conceptos de cuantía fija y variable supondrán sobre el total del importe de la beca.
El decreto señala que el crédito disponible se asignará en primer lugar a la cobertura de las becas de matrícula y las cuantías fijas ligadas a renta y residencia mientras el crédito restante se aplicará a la cobertura de la cuantía variable, y se distribuirá a los solicitantes en función de la renta familiar y el rendimiento académico de los estudiantes.
Desaparecen las becas de desplazamiento
Fuentes de Educación han confirmado a la SER que desaparecen las becas de desplazamiento, para aquellos alumnos que a diario deben trasladarse a estudiar a otra población fuera de su lugar habitual de residencia. Esas ayudas oscilaban entre los 192 y los 937 euros en función de la distancia en kilómetros. Quienes quieran lograr una beca de residencia (para aquellos estudiantes que viven todo el curso en otra ciudad) tendrán que acreditar "la necesidad" de vivir fuera de casa, en función de la distancia a su centro de estudios, los horarios lectivos y los medios de transporte disponibles
Malestar y preocupación entre los estudiantes y los rectores
El borrador ha caido como un auténtico jarro de agua fría entre los responsables universitarios que no habían sido previamente informados por el ministerio. "No teníamos ni la más mínima idea y en ese sentido ha sido una sorpresa mayúscula y bastante desagradable el comprobar que ante un asunto tan importante y vital para el futuro académico de los estudiantes, no se nos tiene en cuenta para nada", ha señalado a la Ser la secretaria ejecutiva de la Comisión de Asuntos Estudiantiles de la Conferencia de Rectores, María Victoria Vivancos.
A la espera de analizar en detalle un borrador que el ministerio ni les ha consultado ni siquiera enviado, Vivancos ha mostrado su preocupación por poder aplicar unos "cambios de calado" a contrarreloj. "Este curso ya hemos tenido muchos problemas por el retraso del ministerio en la tramitación de las becas con los nuevos requisitos, se nos han recortado medios para la gestión de las solicitudes y a fecha de hoy hay todavía muchas universidades que no han podido resolver las convocatorias de las becas del ministerio. Así las cosas, sencillamente no estamos preparados para poder trabajar en condiciones un nuevo decreto de becas que se plantea a estas alturas del curso".
"Wert sólo pretende reducir el número de universitarios para ahorrar dinero en becas"
Sumamente preocupadas se han mostrado también las organizaciones de estudiantes. Fidel González, de la Federación de Asociaciones de Estudiantes Progresistas, FAEST, ha señalado a la SER que"con este nuevo decretos serán muchos más los alumnos que se quedarán fuera de la educación superior. Las becas se eliminan de facto como un derecho en España y se sustituyen por un criterio de mera concurrencia competitiva en el que está claro que los más desfavorecidos son los más perjudicados. Es una ruptura total de la igualdad de oportunidades".
Fuentes del ministerio de Educación han defendido el nuevo modelo indicando que "se trata de incentivar el esfuerzo académico". Esas mismas fuentes han rechazado que el decreto persiga un ahorro en becas sino que se trata de un reparto diferente. El borrador no incluye ningún presupuesto para becas el próximo curso. Hoy la vicepresidenta del Gobierno, preguntada en la rueda de prensa del Consejo de Ministros, ha señalado que la intención del ejecutivo es mantener "un presupuesto similar". La cuestión es que, al margen del dinero presupuestado, los nuevos requisitos exigidos reducirán invariablemente el número de beneficiarios, según coinciden en señalar rectores, estudiantes y sindicatos.