Maneras de contactar

Para contactar con nosotros upoaguilar@gmail.com
Puedes agregarnos en la red social de facebook: https://www.facebook.com/upoa.aguilardelafrontera




14ª EXPOSICION DE ARTISTAS NOVELES

14ª EXPOSICION DE ARTISTAS NOVELES
14ª EXPOSICION DE ARTISTAS NOVELES

UPOAguilarTV, nuestro canal de videotelevisión por internet.

11 de agosto de 2010

Hoy se cumplen 74 años del fusilamiento de Blas Infante, padre de la patria andaluzaBlas Infante, infatigable luchador por la libertad, sigue hoy condenado por el fascismo, más de 30 años después de que la supuesta democracia se implantase en el Estado español...



Blas Infante nació en Casares un municipio de la provincia de Málaga (Andalucía).

Es considerado oficialmente como el "Padre de la Patria andaluza" , por ser el máximo ideólogo del andalucismo soberanista.

En el 1906 se Licencia en Derecho y cursa también estudio de Filosofía y Letras en la Universidad de Granada.

En 1909 aprueba las oposiciones de notario y en 1910 se va de notario a Cantillana (Sevilla), donde toma contacto con el ambiente intelectual sevillano, con las ideas políticas andalucistas y con los miembros del ateneo sevillano, donde escucha los discursos nacionalistas pronunciado por Mario Méndez Bejarano.


En 1913 en el Congreso Georgïsta de Ronda (Málaga) expone sus ideas políticas y socioeconómica de Andalucía. Y nace la revista "Bética".

En 1914 hace una ponencia sobre ideal andaluz en el Ateneo de Sevilla.

En 1.915 publica su libro "Ideal andaluz, donde expone su punto de vista sobre los problemas andaluces, su historia y su propuestas.

En 1916 Funda y preside el Centro Andaluz de Sevilla, donde se publica la revista "Andalucía".

En Enero de 1918 propone recuperar la vieja bandera andalusí, verde y blanca, y crea el escudo andaluz inspirándose en un escudo con Hércules de la Ciudad Cádiz en la primera asamblea nacionalista andaluza celebrada en Ronda. Donde también se establecen las bases políticas a seguir inspirada en la Constitución Cantonal de Antequera de 1883. En este año se presenta por el destrito de Gaucín a las elecciones, pero se retira al no ver ninguna posibilidad de ganar.

El 1 de Enero de 1.919 firma el Manifiesto andalucista de Córdoba junto con miembros de varios Centros Andaluces, que define el estado federal español y el concepto de Andalucía como nacionalidad histórica. El 19 de Febrero de este año se casa con Angustias García Parías en Peñaflor (Sevilla), pueblo natal de ella, con la que tendrá cuatro hijos.

En Junio de 1919 vuelve a presentarse por Gaucín así como por Sevilla, dentro de una candidatura llamada "Candidatura Demócrata Andaluza". Pero ganó el candidato apoyado por el sistema caciquil que obtuvo 5.077 votos, Blas Infante consiguió 1.928 votos, y el tercer candidato sólo 52.

En 1.922 se traslada a ejerce de notario a Isla Cristina Huelva. Y con la llegada de la dictadura los centros Andaluces son cerrados y prohibida la celebración de actos.

En 1924 viajó a Marruecos donde visitó la tumba de Motamid (el último rey de Sevilla) en Agmat y conoció a sus descendientes.

En 1931 regresa a Sevilla y se construye una casa (La Casa de Alegría o "Dar-All-Farah) en Coria del Río inspirada en el estilo de arquitectura de Al-Andalus, encargándose él personalmente de realizar la decoración. En este año publica el libro La verdad sobre el complot de Tablada y el Estado libre de Andalucía. Y es nombrado jurista de la comisión del Gobierno para la reforma Agraria.

En 1933 compone la letra del Himno de Andalucía, adaptándola de las antiguas melodías de canciones religiosa que entonaban los jornaleros andaluces al finalizar su jornada de trabajo. En este año se aprueban las bases del anteproyecto del estatuto de Andalucía en Córdoba.

En noviembre de 1933 se vuelve a presentar a la elecciones con la coalición Izquierda Republicana Andaluza, pero esta vez por Málaga, donde volvió a fracasar al ser una de las listas que menos votos le dieron.

En 1934 visita al presidente de la Generalidad de Cataluña, Lluis Companys, preso junto a otros miembros de su gobierno en el penal del Puerto de Santa María.

El 5 de Julio de1936 en la Asamblea de Sevilla es elegido Presidente de Honor de la futura Junta Regional de Andalucía, que esperaba someterla a un referéndum, junto al proyecto de estatuto de autonomía, en septiembre, pero el 18 de julio una rebelión militar fascista contra el gobierno de la república lo impide.

El 7 de Julio se estrena el Himno de Andalucía.

El 2 de Agosto de 1936 fue detenido por el sargento Crespo, de Falange y otros, en su casa de Coria del Río y lo llevaron a Sevilla para ser encerrado en el antiguo cine Jáuregui.

El 11 de agosto Infante es fusilado de madrugada en el kilómetro 4 de la carretera de Sevilla a Carmona, junto a la antigua Huerta de las Clarisas sin juicio ni sentencia junto con otros dos detenidos.

En el 1940 el Tribunal de Responsabilidades Políticas creado después de la guerra le condena a muerte y a una multa económica a sus descendientes por haberse significado como propagandista para la constitución de un partido andalucista o regionalista andaluz.

74 años después, sigue condenado por el fascismo

Hoy, pues, se cumplen 74 años del fusilamiento de Blas Infante cuya pseudocondena no llegó a su familia hasta mayo de 1940, una sentencia que aún se mueve en el limbo legal porque no le condenaba a muerte sino a pagar una multa de mil pesetas.

La Ley de Memoria Histórica no deja claro qué hacer para anular este tipo de condenas y los servicios jurídicos de la Junta estudian si es posible, como solicitan andalucistas y algunos sindicatos y asociaciones de memoria. Pero de momento no hay respuesta.

Hay otra posibilidad, que la familia reclame un documento de restitución, pero de momento no lo ha hecho. Y es que entre los herederos también hay dos facciones. Su única hija viva, María de los Ángeles, colabora activamente en cuantos actos oficiales se organizan, vinculada a la Fundación Blas Infante. Su nieto, Estanislao Naranjo, se desvincula de la acción institucional y el mismo domingo participó en el acto reivindicativo de andalucistas y el sindicato de jornaleros.

Blas Infante, infatigable luchador por la libertad, sigue hoy, pues, condenado por el fascismo, más de 30 años después de que la supuesta democracia se implantase en el Estado español.

Para más inri, el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, comunicó por carta a la alcaldesa de Casares (Málaga), Antonia Morera (IU), pueblo natal de Blas Infante, que la sentencia contra el Padre de la Patria Andaluza es "nula de pleno derecho" por la publicación de la Ley de Memoria Histórica, y "no existe ninguna apariencia externa de legalidad que sea preciso destruir para restablecer el orden jurídico perturbado".

Conde-Pumpido especificó en su respuesta que con la Ley de Memoria Histórica "se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la dictadura", y señaló que la norma recoge que son "ilegítimos" los tribunales, jurados y cualquier otro órgano penal o administrativo que pusiera sanciones por algún carácter político, ideológico o de creencia religiosa, así como las resoluciones. En consecuencia, la propia Ley, según argumentó Conde-Pumpido, declara "expresamente carentes de vigencia jurídica las normas en las que se basó la condena de Blas Infante", así como la "ilegitimidad de los tribunales que le sometieron a enjuiciamiento y las condenas".

Por lo que, según la fiscalia, la declaración de nulidad de las resoluciones "resulta absolutamente innecesaria porque la nulidad radical de las mismas se ha producido 'ope legis' --pleno derecho--, al ser consideradas por expresa disposición legal ilegítimas por vicios esenciales de fondo y forma", según declaró el fiscal general del Estado en su carta.

Sin embargo, si aplicásemos este mismo criterio en todos los casos, resultaría que todas las sentencias dictadas por los tribunales de la dictadura serían "nulas de pleno derecho", algo que los luchadores antifascistas, y las organizaciones de lucha por la reivindicación de la memoria histórica, desearían que fuese realmente cierto, pero que, en la práctica, no se sostiene, ni tiene aplicación real alguna.

La respuesta de la fiscalía no es más, pues, que una tergiversación del ordenamiento jurídico vigente para salir del paso y no tener que hacer frente a las peticiones para la nulidad formal de la sentencia condenatoria contra Blas Infante.

Lo que se está pidiendo es, sencillamente, que esta anulación de la sentencia sea comunicada de manera oficial a la familia de Blas Infante, algo tan sencillo como expender a la familia una certificado oficial que lo especifique, y no deje lugar a ningún tipo de duda. Algo que, de momento, parece que el organigrama jurídico español, no está dispuesto a hacer.

Alguien, al parecer, lo dejo todo atado y bien atado. Tanto que soltar amarras con el régimen anterior se suele convertir usualmente en una odisea, aun en casos tan flagrantes como el que nos ocupa. 74 años después de su asesinato, los andaluces seguimos pidiendo justicia para con la figura de Blas Infante, y el Estado español nos la sigue negando. ¿Hasta cuándo?

Articulo extraido de kaos en la red.