Maneras de contactar

Para contactar con nosotros upoaguilar@gmail.com
Puedes agregarnos en la red social de facebook: https://www.facebook.com/upoa.aguilardelafrontera




14ª EXPOSICION DE ARTISTAS NOVELES

14ª EXPOSICION DE ARTISTAS NOVELES
14ª EXPOSICION DE ARTISTAS NOVELES

UPOAguilarTV, nuestro canal de videotelevisión por internet.

27 de julio de 2010

La Iglesia, contra Cristo ¿Qué diría Cristo a esta Iglesia que dice ser cristiana?



Reunión de pastores...

Durante dos milenios, el consciente y el subconsciente colectivo del mundo mal llamado cristiano ha conocido, asumido y vivido con la idea de que la Iglesia es una institución de origen divino y el Papa la voz de Dios en materia de fe y costumbres.

Naturalmente, siempre ha habido los que no creyeron esto, dentro o fuera de la Iglesia, y no puede decirse que ésta haya aplicado con ellos la tolerancia, el diálogo, el amor fraternal, la compresión o la disculpa, sino la opción contraria a cualquiera de ellas expresada de laforma más rotunda.


Cristo no hubiera perseguido jamás- como hace la Iglesia que se llama cristiana-aherejes ni ateos, ni librepensadores, ni se hubiera aliado con el poder de la espada para exterminar a quienes no estaban de acuerdo con la enseñanza eclesiástica ni hubiera formado parte del genocidio americano, ni en cruzadas, ni actuaría justificando, acompañando y defendiendo fascismos. Así que Iglesia y cristianismo no pueden ser la misma cosa. Si Jesús era pacifista, la Iglesia apoya las guerras; si Jesús rechazaba la casta sacerdotal, la Iglesia inventó su propia casta sacerdotal; si Jesús no discriminaba a la mujer, la Iglesia ni le permite formar parte del clero. Y podríamos seguir añadiendo: Si Jesús no tuvo casa propiay vivió y vistió sobriamente como un hombre del pueblo, miren dónde viven y cómo viven y visten sus supuestos seguidores. Y si Jesús afirmó que no se puede servir a la vez a Dios y a las riquezas, he aquí una Iglesia multimillonaria (sólo en Alemania sus bienes están valorados en 500 mil millones de euros) que jamás reparte ni comparte: prefiere invertir. ¿A qué les suena?

LAS RIQUEZAS DEL VATICANO SON INNUMERABLES.

En España la Iglesia católica es una gran potencia inmobiliaria. No hay pueblo sin iglesia, ni ciudad sin catedral, ni casi monte sin ermita. Se calcula que el patrimonio eclesiástico está integrado por 100.000 inmuebles. O dicho de otra forma, el 80% del patrimonio histórico-artístico nacional pertenece a la Iglesia. (...) Para muestra, el 70% del suelo habitable de la ciudad vieja de Toledo está en manos de la Iglesia. Y lo mismo puede decirse de Ávila, Burgos o Santiago de Compostela. (...) Nadie sabe la cuantía total del patrimonio eclesiástico. La Iglesia no lo dice, escudándose en el funcionamiento diocesano de la misma (El Mundo, 22.01.02).

Tan sólo en Roma un tercio de los edificios son propiedad del Vaticano (La Padania 21.06.98). Y es similar en otras ciudades italianas (L´Europeo 07.01.77)

El tesoro en oro acumulado por el Vaticano es posiblemente uno de los más grandes del mundo. A los indígenas de América –que fueron matados a millones por este oro– hasta el día de hoy no se les ha devuelto nada.

La Iglesia española es accionista de empresas como Inditex (Zara), Endesa, Banco Popular o Telefónica. A través de Umasges, la sociedad creada por la cúpula eclesiástica, ésta invierte en Bolsa.

La “Santa Sede” es propietaria de acciones en la General Motors, IBM y Disney, y además es inversora en empresas de alimentación (FOCUS-online). A esto hay que añadir empresas de servicios y de telecomunicación, así como bancos y aseguradoras valoradas en más de 12.000 millones de euros.

Y ahora es inevitable que surja la siguiente pregunta:

¿Por qué el multimillonario Vaticano no financia él mismo las visitas de su más alto funcionario?

La millonaria Iglesia exige al Estado cada año millones de euros en subvenciones

El Estado español y la Santa Sede firmaron el 3 de enero de 1979, entre otros, un Acuerdo sobre Asuntos económicos de la Iglesia católica española, que contiene su financiación y su exención de impuestos.

Solamente a cargo directo de los Presupuestos Generales del Estado, la Iglesia católica recibió en 2005 la nada desdeñable cifra de 141.469.680 euros.

El gobierno ha decidido hacer un regalo anual a cargo de las arcas públicas y con dirección a las de la Conferencia Episcopal de 35 millones de euros extra, al margen de lo que les correspondería por ley. (El País, 12.11.05).

Existen pocos datos concretos sobre el dinero que percibe la Iglesia de las diferentes administraciones públicas con destino a conservar y mantener su patrimonio (iglesias, catedrales u otros edificios de su propiedad); no obstante, el pasado 17 de noviembre la Cadena Ser hizo público un informe elaborado por la Fundación Caja Madrid en el que se desvelaban los datos del año 2001. La Iglesia había recibido 106 millones de euros fundamentalmente de las arcas de los ayuntamientos en concepto de «conservación de patrimonio».

Mientras muchos centros públicos padecen situaciones penosas, con infraestructuras escasas, masificación, falta de medios, etc., el Estado subvenciona con 2.500.000 euros centros privados de educación que pertenecen a la Iglesia.

El montante total que la Iglesia recibe de las arcas públicas asciende a más de 3.300 millones de euros anuales.

Además de otras ventajas fiscales, la Iglesia no paga IVA en sus compras, ni paga impuesto de sucesiones o donaciones.

(Cita de Universelles Leben, Alemania)

¿Qué diría Jesús de todo este tinglado?

Jesús de Nazaret no fue sacerdote, sino que vivió practicando aquello que predicaba (esencialmente el Sermón de la Montaña que la Iglesia considera utópico y no practicó nunca).Tampoco fue amigo de los poderes públicos, lo cual es bien evidente considerando el modo cómo murió. En cambio ¿alguien ha podido ver discrepancias entre los gobiernos capitalistas y la Iglesia? Cuando se han dado, como contra el gobierno socialdemócrata del PSOE se ha debido al miedo del Vaticano a perder algo de su poder político, de su influencia económica y su ascendiente moral en una sociedad civil cada vez más alejada de la Iglesia. Pero a pesar de su enfrentamiento contra el gobierno, este le ha puesto la otra mejilla, lo que para nosotros significa que más de seis millones de euros se han ido de nuestros impuestos para pagar a sus eminencias. Y ahora estamos amenazados con una nueva visita del Papa para seguir comiendo el coco a los que se dejen.

Se puede afirmar con seguridad que nos hallamos ante la más grande impostura jamás conocida por la humanidad, pues ninguna de ellas hasta ahora ha durado 2000 años, ni ha matado a tantos en su nombre, ni ha engañado a tantos con sus mentiras, ni ha sido tan atrevida como para seguir diciendo tanto tiempo, a pesar de todo su equipaje infernal, que es la intermediaria entre Dios y los hombres.

En esta impostura quisiera destacar cuatro nombres claves, aunque hay muchos más: san Pablo, san Pedro, Jerónimo, y Tomás de Aquino. El primero tergiversó las enseñanzas deJesús, sometió a la mujer al varón y a ambos al poder civil; el segundo inició la política de intolerancia dentro de una Iglesia que Jesús jamás fundó y menos le eligió como primer Papa. Jerónimo, entre tanto, se encargó de seleccionar de entre innumerables textos,-y rechazando el evangelio hebreo o ebionita tenido por los primeros cristianos como el más verídico,- aquellos que pensó que convenían al Papa Dámaso I, teniendo como resultado una Biblia deformada y llena de contradicciones y crueldades sin fin, presidida por una imagen de Dios digna de ser rechazada por cualquier inteligencia.

El Nuevo Testamento existe en no menos de 800 manuscritos de evangelios, del siglo dos al trece. No existe ningún manuscrito que concuerde con los demás. Los teólogos cuentan entre 50.000 y 100.000 variantes, dondemuchos traductores y escritores fueron introduciendo los contenidos de su propia consciencia. El resultado del trabajo de Jerónimo (año 383) fue que cambió en más o menos 3.500 partes los evangelios que conocía. A pesar de todo,la Iglesia católica mantiene su opinión de que tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento son la "verdadera palabra de Dios", cuya pureza hay que conservar por ser su natural depositaria. Y por fin, lo que inició el apóstol Pablo lo culminó (santo) Tomás de Aquino en la Edad Media afirmando que las mujeres no tienen alma y reduciéndolas de ese modo a una especie subhumana.

Si esta Iglesia no sirve a Dios, sólo cabe pensar que sirve al enemigo de Dios; si no sirve a Cristo, sólo cabe pensar que sirve al anticristo. En cualquier caso sirve al mismo señor ¿Adivinan quién es?
Articulo extraido de Kaos en la red.