Maneras de contactar

Para contactar con nosotros upoaguilar@gmail.com
Puedes agregarnos en la red social de facebook: https://www.facebook.com/upoa.aguilardelafrontera




14ª EXPOSICION DE ARTISTAS NOVELES

14ª EXPOSICION DE ARTISTAS NOVELES
14ª EXPOSICION DE ARTISTAS NOVELES

UPOAguilarTV, nuestro canal de videotelevisión por internet.

13 de abril de 2010

El gobierno propone una reforma laboral que traerá despido más barato y empleo más precario




Despido más barato y contratación más precaria es, en esencia, lo que propone el gobierno, en un nuevo servicio a los intereses del capital.
El despido será más barato para las empresas en los nuevos contratos
Trabajo quiere hacer más atractiva la modalidad de contratación indefinida con 33 días por año
El Gobierno propone varias medidas para bajar el gasto empresarial sin reducir la indemnización
El Gobierno hizo ayer un ejercicio de equilibrio entre las reivindicaciones empresariales y sindicales con unas propuestas que a ninguna de las dos partes satisfacen del todo ni pueden rechazar del todo. El objetivo de hacer más atractivo el contrato fijo pasaría por reducir el coste empresarial de los despidos, aunque las indemnizaciones de los trabajadores no reflejarían ese abaratamiento. Todo ello a través del contrato de trabajo de fomento de la contratación indefinida. En el documento que resume el diálogo social de los dos últimos meses, el Gobierno propone ampliar el universo de trabajadores a los que aplicar ese modelo de contrato. Además, sugiere nuevas fórmulas para que todas las indemnizaciones por despidos improcedentes de trabajadores con este tipo de contrato cuesten como máximo 33 días de sueldo por año de antigüedad, cosa que ahora no sucede.

EL PAPEL DEL FOGASA
La tercera propuesta -la más importante- en torno al impulso de ese contrato supone subvencionar parte de sus costes del despido. La indemnización de 33 días por año se mantendría, pero el coste para el empresario podría ser de tan solo 20 días si los otros 13 son cubiertos por el Fondo de Garantía Empresarial (Fogasa). La fórmula sería transitoria y excepcional mientras dure la crisis; figura, con una confusa redacción, en los 14 folios que el Ministerio de Trabajo entregó ayer a la CEOE, CCOO y UGT.
La iniciativa del Ejecutivo supondría una reforma del artículo 33 del Estatuto de los Trabajadores que prevé esta exención en el coste del despido para los empresarios pero sólo para las empresas de menos de 25 trabajadores. En la actualidad el Fogasa se hace cargo del 40% de la indemnización en las empresas pequeñas. La nueva propuesta del Gobierno trataría de generalizar esta exención a todo tipo de compañías.
Con el objetivo de «incrementar la estabilidad en el empleo y fomentar una movilidad laboral más sana», el Gobierno también sugiere la posible implantación en España a largo plazo del modelo implantado en Austria desde hace algunos años para establecer la indemnización por pérdida del empleo. Sin embargo, no concreta cómo sería su aplicación en el mercado español, con una población ocupada de 18,6 millones de personas frente a la austriaca, considerablemente más baja, de dos millones y medio. Para los sindicatos esta enorme diferencia no es baladí a la hora de su aplicación en España. Uno de los primeros en defender un contrato por razones de crisis económica fue el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que lo planteó durante una conferencia el 31 de marzo del año pasado.
MALESTAR
Los sindicatos consideran que el documento, que ahora estudiarán con detenimiento, «tiene un perfil alejado del acuerdo y contiene ambigüedades. No ocultaron su malestar porque el ministerio hubiera dado, en rueda de prensa, más datos sobre la rebaja del coste empresarial del despido de los que dio durante la hora larga que duró la reunión. De momento, UGT y CCOO han logrado tiempo para que el acuerdo final contenga de verdad propuestas que satisfagan a las partes. Los contactos a tres bandas se prolongarán al menos un mes, hasta la segunda quincena de mayo.
Los aspectos más conflictivos como la negociación colectiva y la flexibilidad interna, que afecta a cuestiones como la jornada laboral, quedarán en manos de la negociación bilateral. «No estamos por abaratar el despido, ni suprimir sus causas ni acabar con la tutela judicial efectiva», comentaron Toni Ferrer (UGT) y Ramón Górriz (CCOO).
EMPLEO PARA JÓVENES
Uno de los aspectos en los que hay más acercamiento es en las medidas para favorecer el empleo de los jóvenes entre 16 y 30 años. En este sentido el Gobierno propuso incrementar «sustancialmente» las actuales bonificaciones para la contratación de jóvenes entre esas edades y ampliar la edad máxima de 21 a 24 años de los trabajadores a los que se les realice contratos de formación, libres de cotizaciones, pero que devenguen derecho al subsidio de desempleo.
El documento recoge otros aspectos sobre los servicios públicos de empleo y la intermediación laboral. El Gobierno es partidario de dar entrada a las agencias privadas de colocación, medida que cuenta con las reticencias sindicales.

________________________________________
El Gobierno propone el modelo austriaco y excenciones en parte de los costes del despido

El Gobierno propuso hoy a los agentes sociales explorar el uso del modelo laboral austriaco para fomentar la estabilidad del empleo y la movilidad "sana", así como medidas como la "exención de parte de los costes de los despidos colectivos y objetivos" con carácter "transitorio y excepcional". Trabajo propone fuertes incentivos para la contratación de jóvenes.

La reforma laboral austriaca de 2002 que es la que ahora propone el Gobierno instaurar en España se centró en la creación de un fondo empresarial para cada trabajador, que se abonaría en caso de despido. Ese dinero es complementario a la prestación que se cobra por desempleo y lo que no se gaste se lo lleva el trabajador a su nueva empresa a lo largo de su vida laboral.

En el documento se destaca sobre el modelo austriaco que es una fórmula que podría incrementar la estabilidad en el empleo y una movilidad laboral "más sana". Sin embargo, el Ejecutivo no específica cómo se habría de implantar en el mercado español.

Sin embargo, considera que es necesario avanzar en vías de este tipo que podrían ser de "especial utilidad" para resolver el problema estructural "más grave" de nuestro mercado de trabajo: la dualidad entre trabajadores fijos y temporales.

Indemnización de despido de 33 días

Otro de los ejes de la reforma laboral propuesta por el Gobierno y presentada hoy es la extensión del contrato de fomento del empleo estable (cuya indemnización por despido es de 33 días, frente a los 45 de un ordinario fijo). Este contrato se utiliza sólo actualmente para los jóvenes de entre 18 y 29 años, los parados de larga duración, los mayores de 45 años y los minusválidos.

El Ministerio de Trabajo ha subrayado que se quiere "abaratar la media de los despidos" con un mayor uso del contrato de fomento del empleo, sin que ello implique que la indemnización por este último sea inferior a 33 días.

Para los nuevos contratos de fomento de la contratación indefinida el Gobierno propone que se valore la posibilidad de aplicar, con carácter transitorio y excepcional, la "exención" de una parte de los costes extintivos de los despidos colectivos y objetivos, "sin afectar a los derechos de los trabajadores".

Para el Ejecutivo, supondría profundizar en la mayor claridad de las causas de los despidos económicos y en cómo deberían regularse ciertas prácticas que han "desnaturalizado" los procedimientos de finalización de contratos.

Contratación parcial

En cuanto a la contratación parcial, el Gobierno se inclina porque se elimine la posibilidad de realizar horas complementarias y sigue apostando por dos modalidades: una con horario cierto y fijo de trabajo, sin posibilidad de alterarlo, y otra en la que el empresarios podría cambiarlo con un preaviso mínimo a determinar y en el que se podrían acordar horas extras.

Las bonificaciones a la contratación quedarían limitadas a los de horario cierto y fijo celebrados con carácter indefinido.

Se mantendrían también para los de duración determinada actualmente bonificados (discapacitados, víctimas de violencia de género y personas en exclusión social).

Impulso a la contratación de jóvenes

Para favorecer a los jóvenes, el Gobierno quiere centralizar las bonificaciones en los de 16 a 30 años con especiales problemas de empleo.

Además, plantea en materia de contratos de formación que la edad máxima de sus beneficiarios se eleve de 21 a 24 años, que tengan una exención total de las cotizaciones de empresarios y trabajadores durante toda su vigencia siempre que no sean de sustitución de plantilla, que tengan reconocida la prestación por desempleo y que el salario sea el equivalente al mínimo interprofesional en el segundo año de vigencia.

Para los de 16 a 24 años que carezcan de formación el Ejecutivo defiende un programa extraordinario de empleo.

La mejora de los servicios públicos de empleo, corregir las restricciones que tienen las empresas de trabajo temporal son otras de las medidas que contempla el nuevo documento de Trabajo.

Nuevo borrador

Las propuestas del Ejecutivo aparecen en el nuevo documento trasladado a los agentes sociales durante la reunión a la que convocó hoy a los agentes sociales, después de presentar un primer documento de propuestas de reforma laboral articulado en torno a ocho puntos a modo de "hoja de ruta", como ha recordado en rueda de prensa el director del Gabinete para el diálogo social, Alfonso Morón.

Por parte de la CEOE acuedieron el director de la Comisión de Relaciones Laborales, José de la Cavada, y el director del departamento del Economía, Enrique de la Lama, ante la ausencia del secretario general, José María Lacasa, mientras que por parte de Cepyme estuvieron presentes la responsable del área Laboral, Teresa Terán, y el director de la de Economía, Carlos Díez.

Del lado de los sindicatos participaron en la reunión el secretario de Acción Sindical de CCOO, Ramón Górriz, y la secretaria confederal de Empleo y Migración de esta organización, Paloma López, así como el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, y la secretaria confederal para la Igualdad del sindicato, Almudena Fontecha.

Articulo extraido de kaos en la red.